LA SOLEDAD ASALTA LA NAVIDAD

Era de esperar que, llegados a Diciembre y con la que está cayendo, la triste rima del título terminase por aparecer, aunque habríamos agradecido el retraso y es que, entre el Coronavirus y el virus de la Corona, estamos la mayoría hasta donde se imaginan.  Para el segundo se diría que ya estamos con inmunidad de rebaño tras el borboneo de siglos a modo de vacuna, y es el primero quien nos ha cogido a contrapié en una agresión que, más allá del ataque genético, ha detenido el mundo e individualmente empobrece y empareda, lo que en estas fiestas se hace especialmente doloroso y abona el terreno para, con Machado, cantar en estas fiestas lo que se pierde.

Todas las familias felices se parecen y, por eso mismo, sentirán por igual la privación de las ternezas domésticas crecidas en el pasado, desde Nochebuena a Reyes. Con la contribución de la normativa oficial, que ha extendido a la sociedad entera el Nunquam duo (nunca dos), antes sólo regla de los seminaristas, nos veremos privados este año de juegos infantiles, risas y evocaciones compartidas, al punto de que podríamos suponer que la poeta Pizarnik intuía lo por venir cuando escribió que Los que llegan no me encuentran. / Los que espero no existen.

Los silencios agitarán los recuerdos hasta producir dolor, y así habremos de seguir hasta bien entrado el nuevo año; las noches serán más largas y las calles más vacías. Escucharemos las campanadas en exigua compañía y, el brindis, con la nostalgia espumeando en las copas. Pese a todo, convendrá mantener la sonrisa, procurar el abrazo con quien podamos e irnos a la cama con el convencimiento que embargaba al que aseguró que todo alcanza un final. La tristeza inclusive.

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión durante 21 años, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista de Los Ángeles "Palabra abierta" y otros medios digitales. Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículo, Opinion y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a LA SOLEDAD ASALTA LA NAVIDAD

  1. sebastiaurbina dijo:

    Feliz Navidad. Que no decaiga.

    Me gusta

  2. Anónimo dijo:

    Desde San Sebastian donde llevamos meses prisioneros y esperando con fe a la vacuna te deseamos una feliz Navidad y con fe en que esa vacuna nos facilite un mejor año que el vivido
    Recibe nuestros mejores deseos de felicidad en ese 2021 que ojala nos ayude a olvidar lo vivido
    Con un fuerte abrazo Maria Rosa y Arturo

    Me gusta

  3. Igualmente. Saldremos de esta y a vivir como antes, abrazos incluídos. Para vosotros uno, con nostalgia.

    Me gusta

  4. Zèfir dijo:

    Aguantaremos, y celebraremos de nuevo recuerdos y victorias. Por los presentes, por los ausentes y por los caminantes

    Me gusta

  5. gallardoribotcatalina@gmail.com dijo:

    Mucho@s de nosotros hemos conocido varias pandemias, y algunas aunque no hubo tanto bombo fueron de cuidado, desde luego tan extrndida como está no !!!… ya nos estamos habituando, y pensar que una buena parte no lo recuerden tú y muchos las recordamos.
    Recuerda que no he cambiado de pensamiento de que esto ha sido y es algo meditado o cuando menos provocado, algún dia se sabrá pena de los que se marcharón, pena a las consecuencias de la economia, y los estragos en veneficio de otros a costa de está situación, se necesitará tiempo para recuperar lo perdido. Y lo peor es que sigue el temor y la penuria de muchas familias, afectadas y arruinadas por cierre de sus negocios, ( como soy muy testaruda creo que no sera facil remontarnos de esta guerra bactereológica ) que ya se va dilucidando quienes se benefiaran.
    Entre los avispados negociantes de material, ( mascarillas) y otros productos ahora toca a las farmacauticas y distribuidoras de farmacos…en fin de todo se benefician muchos, y lo que menos importa es la precariedad humana…somos demasiados, y los mayores ya no producen encima cobran ….y enfermos cronicos más las canas que okupan cuando enferman…no salen las cuentas según los listillos de turno…
    Ahora ponen puertas al campo, ( gesto peligroso) se aprueba la eutanasia, me pareceria genial para quién asi lo pida, no como forma de…que lo decida cada cual no como norma caritativa, alengando el evitar sufrimiento…en fin estoy viviendo un momento de grandes asombros….eso es que no estoy en la honda de está generación…..

    Me gusta

  6. Una situación, efectivamente y como dices, con muchos flecos a considerar y la mayoría decepcionantes…

    Me gusta

  7. Pilar Bonilla dijo:

    Bello Gustavo. En definitiva, será el colofón de un año tremendo e inaudito. Cuesta imaginarse cómo seguiremos, mientras tanto mantengamos ese margen de ensoñaciones para paliar tantas ausencias. Besos, salud y fuerza!!

    Le gusta a 1 persona

  8. Cati Colom Lladó dijo:

    Esperando que el año venidero nos traiga esa paz,estos abrazos deseados, con tantas ganas!!!podamos celebrando como años anteriores y que las célebres vacunas funcionen a la perfección.Le deseo de corazón, felices fiestas ,y comienzo de año fantástico.Un gran abrazo mi estimado amigo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s