RECONCILIADO A SU TRAVÉS

Las líneas de hoy sólo pretenden, en el mejor de los casos, ser el incompleto y pálido reflejo de aquellos instantes en que pude contemplarlos. ternuraCaía la tarde y el paralítico, en una silla de ruedas empujada por otro, llevaba al bebé entre sus brazos. Esperaban el verde del semáforo para cruzar la calle y, mientras hombre y niño sentado sobre él se prodigaban en caricias, fui preso súbitamente de un emocionado embeleso; me embargó una inexplicable plenitud frente a su vista, como si el trío fuera depositario de unas esencias que de pronto se mostraban sin posibilidad de verbalización por mi parte.ternura 7

ternura 5Ignoro el parentesco entre ellos o adónde iban, pero era lo de menos ante la certidumbre de estar asistiendo a cuanto solemos defender en abstracto, sin caras ni gestos a los que adscribir la solidaridad, ternura, dignidad… El intento por pensar el sentimiento vino después, cuando ya no estaban frente a mi, pero en el rato siguiente me fue imposible y únicamente conseguí traer a la memoria los versos de Machado: Sólo recuerdo la emoción de las cosas y se me olvida todo lo demás. Aunque en mi caso no fuera exactamente así porque, aún ahora, los sigo viendo.

Sólo acierto a concluir que me dieron mucho más de lo que yo hubiera podido ofrecerles en pago por mi fugaz bienestar. ternura 9 En aquel par de minutos y merced a las caricias que ambos se intercambiaban, pude reconciliarme con muchas cosas: el tiempo que me ha tocado vivir, mis semejantes… Y nunca podré agradecerles la ráfaga de optimismo que me inundó. Todo por medio de un niño acariciando la cara del impedido y viceversa, ya les digo.

Publicado en Amor, Memoria, solidaridad | Etiquetado , , , , , , | 5 comentarios

BANALIDADES HASTA EN LA SOPA

memeces 5 Escuchando cadenas varias o leyendo distintos medios, no es aventurado presumir que los responsables tal vez sigan pensando, como Eliot tiempo atrás, que no podemos soportar demasiada realidad y si se refieren a la que algunos construyen a nuestras espaldas, seguramente no les falta razón. De ahí las memeces, información intrascendente o ese toque de tontería que transforma muchas noticias en tomaduras de pelo. Que si la Pole o las profundas digresiones del entrenador Luís Enrique para entretenernos durante la comida; observaciones de un Casado, el del PP, casado con el Medioevo, gracietas de Bertín Osborne, de Belén Esteban si te descuidas con el canal, análisis papales para llegar al fondo de cuanto sucede o un “Cuarto milenio” con su enésima estupidez. El asunto no parece estar en retroceso y, como muestra, dos recientes botones.memeces

Leo por casualidad un par de portadas en el quiosco: Carmen Borrego (no me pregunten quién es) se ha quitado la papada y arreglado los párpados.memeces 4 ¡Primeras imágenes! ¡Fotos exclusivas! Soy presa de la excitación -tengo por seguro que la compartimos- ante tamaño descubrimiento. A mediodía, TV da cuenta del acontecimiento y, por si no bastara para una mejor comprensión del tiempo que nos ha tocado vivir, ¡Letizia, preocupada por su abuela!

Tras recobrar una adecuada frecuencia cardiorespiratoria, concluyo que se trata de estrategias de distracción que eviten la posibilidad de formar opiniones con fundamento y, entre semejante polvareda mediática, los ladinos a lo suyo. Sin duda saben lo que se hacen, porque en vez de dedicar más tiempo y espacio al flujo migratorio o al ascenso de la ultraderecha en Europa, por un decir, ¡pues no señor! Y aquí tienen: papada y abuelita.

Publicado en Actualidad, Humor, Opinion, Prensa, Televisión | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

VETAR LOS MÓVILES: ¿CUÁNDO Y A QUIÉN?

movil 2   Convendrán conmigo en que, dejando a un lado sus indudables ventajas respecto a la comunicación cuando utilizados con mesura, los teléfonos móviles se han convertido para muchos en instrumento de alienación, y la viciosa adicción los/nos convierte en mercancía al servicio del negocio electrónico, haciendo evidente la paradoja de transformarnos, buena parte del día e incluso de la noche, en seres aislados a través de la interacción auditiva o visual que proporciona el aparato de marras. movil

Parasitados por el artilugio, eso de que nadie es una isla es ya afirmación que no pasa de obviedad desde que buena parte de la humanidad permanece abstraída en su compañía, al extremo de que si antes podía asumirse las conclusión de que cuando el sabio señala la luna el tonto mira el dedo, hoy sería más propio sustituir dedo por móvil.

movil 4Para refrendar lo anterior, bastará con fijarse en la actividad de los políticos, en Congreso o Senado, más atentos a la pantallita que a los discursos (evasión por otra parte, y en su caso, comprensible), o pasar de la curiosidad a la compasión por esa pareja de enamorados que han trocado la abstracción de una mutua contemplación por la que les brinda lo que tienen entre manos, que no invita precisamente al erotismo. Y por no hablar de los niños, cuya socialización futura va exigir de apropiados cursos cuando no de coach, porque la liberación supone, cuando presos, del oportuno entrenamiento. movil 9Por todo ello, ¿y si se restringiese el uso a políticos en ejercicio, en la infancia o a los amantes? Podrán argüir que el aparato es de manifiesta utilidad, pero también lo son las vacunas, prohibidas en su día por el Papa Gregorio XVI y, ¿vamos a ser más papistas que el Papa?

Publicado en Actualidad, Humor, Opinion | Etiquetado , , , , , , , | 7 comentarios

DE NUEVO, EL CUÑADO DEL REY

los-memes-de-la-sentencia-de-la-infanta-cristina-e-inaki-urdangarin.jpg Siquiera por estética, esa “Justicia superior”, como la definía Flaubert, el cabecilla de la banda y marido de la Infanta, Urdangarín, debería ser tratado como se acostumbra con la mayoría de delincuentes sin relación con la realeza, y es que quedarse con casi 20 millones procedentes de fondos públicos en tiempos de Matas (Baleares), bajo la tapadera de un “Observatorio de Turismo y Deporte”, no es moco de pavo.

Condenado por tráfico de influencias, prevaricación y malversación de los caudales de todos, no se le retiró sin embargo el pasaporte -a diferencia de su compinche Diego Torres-, y obtuvo el permiso para seguir residiendo en Suiza “con la obligación de comunicar cualquier desplazamiento fuera de la Unión Europea” a la que ese país, por cierto, no pertenece. (???). ¡Átame esa mosca por el rabo!, podríamos exclamar porque, para dificultar aún más si cabe lo de apresar a la dichosa mosca, ahí no termina todo.yerno 3 Tras ser condenado -junio de 2018- a 5 años y 10 meses de prisión y en consecuencia encarcelado, dos meses después (Agosto) se le concede ya el Segundo grado por parte de Instituciones Penitenciarias, lo que le permitirá disfrutar de permisos de salida a partir de diciembre de 2019 y tras haber cumplido una cuarta parte de la pena, aunque se publica hace pocos días que pretende acogerse al llamado “Programa Individualizado de Tratamiento” y pasar ya las proximas navidades en casita. yerno 7

Habría menos que objetar de emplearse parecidos criterios con otros presos/as, pero no ha sido el caso, por citar uno, de María Antonia Munar, con 14 años a sus espaldas y que ha debido pasarse más de 5 entre rejas antes de un primer permiso lo que, si no me fallan las cuentas, es algo más que la cuarta parte del total. Por no hablar de tantos sin Segundo grado por robar y no estar emparentados con la Monarquía. Visto lo visto, no sería exagerado concluir que, en este país, sin duda democrático mal que les pese a algunos, la Justicia sigue necesitada de papel higiénico. Y el cuñadísimo es sólo un ejemplo más.

Publicado en Actualidad, corrupción, Justicia, Opinion, Realeza | Etiquetado , , , , , , | 3 comentarios

EL CÁNCER DE MAMA EN LAS NOVELAS

breast 2  Cuando en las novelas que he leído aparece una mujer afecta de cáncer de mama, termina indefectiblemente falleciendo o ya ha ocurrido, lo cual, siquiera por respeto a las estadísticas, no debiera ser la regla pese a que la creatividad no sepa de fronteras ni falta que le hace. Sin embargo, no estaría mal fomentar de vez en cuando una percepción más ajustada a la realidad por parte de los lectores frente a la evidencia de que la supervivencia ha aumentado sustancialmente en todas las fases de la enfermedad merced al diagnóstico precoz y avances terapéuticos al punto de que, si en los años cincuenta sobrevivivían a los diez años de detectado el tumor aproximadamente un 25%, actualmente se supera el 80%. Pese a ello, un pronóstico mucho más favorable no parece interesar al extremo de incorporarse a la narrativa.

En novelas antiguas o menos, ya digo, el desenlace es siempre fatal cuando, si debiera ser parte del argumento, podría echarse mano de otras patologías. Recuerdo a bote pronto que en la novela de Lezama, Paradiso, muere por cáncer de mama la abuela del niño; en la de Onetti, La vida breve, el padecer de la mujer es todo un drama al igual que ocurre con la amante del viejo profesor en El animal moribundo de Philip Roth. Muere por tumor de mama la madre de Richard Ford en su libro sobre ella, la esposa del protagonista en la novela de Chirbes, Los disparos del cazadorbreast 5

breast 4 Se diría que, de ser ése el diagnóstico, el deceso será componente obligado y nada que objetar si conviene a la trama, pero, ¿siempre y en toda circunstancia? Tras la repetida constatación, se diría que los novelistas se hubieran contagiado, en cuanto a los tumores mamarios, de un talante proclive a las malas noticias tan propio de Change o Avaaz y que, de no rodearse de la noche angustiosa, en metáfora de Max Weber, la obra no valdrá la pena. Muy libres de dicho enfoque, por supuesto, aunque por variar y mejor adecuarse a los nuevos tiempos, que alguna superase la enfermedad implicaría cierto toque de realismo siquiera por cálculo de probabilidades, y proporcionaría a los lectores un pálpito de alivio que sería también de agradecer incluso en la narrativa de ficción, contribuyendo de paso a esa mejor cultura sanitaria que tanta falta hace.

Publicado en Cáncer, Educación, Literatura, Medicina, Opinion | Etiquetado , , , , , , | 7 comentarios