¡GRACIAS, AMANCIO ORTEGA!

Amancio 8  Tras conocer algunas de las críticas al dueño de Inditex y fundador de Zara, Amancio Ortega, por su donación para la compra de instrumental por parte de la sanidad pública, no puedo por menos que hacerme eco del filósofo Rubert de Ventós cuando afirmó que en el otro mundo se pagan los pecados y en este las tonterías, lo que ocurriría (en perjuicio de los enfermos) de rechazar su dinero como ha propuesto recientemente y entre otros el podemita Iglesias. Nada hay más complejo que la realidad, y por eso es frecuente mezclar el culo con las témporas (prejuicios frente a eficacia y oportunidad). Sobre todo cuando no se conoce del tema en cuestión –diagnóstico y tratamiento oncológico- lo suficiente, como parece ser el caso. Y es que nuestra excelente sanidad se enfrenta a dos cuellos de botella que demandan a gritos un aumento en la inversión: personal insuficiente y actualización tecnológica. La oncología en concreto y por lo que hace a recursos otros que los humanos, precisa de más y mejor utillaje en áreas diagnósticas (radiología, anatomía patológica…) y terapéuticas, cual es el caso de la radioterapia.

Por circunscribirme a los objetivos de la donación anunciada (sin carácter finalista como se le ha reprochado, ya que las decisiones competen a las Consejerías de sanidad correspondientes), se sabe que el screening mamográfico a mujeres entre 50 y 69 años puede reducir la mortalidad por éste cáncer en más de un 25% según varios metaanálisis, disminuyendo asimismo la necesidad de extirpación total de la mama afecta al detectarse tumores de menor tamaño. Pues bien: los mamógrafos tradicionales (y se precisa de más para el examen de la población con la debida periodicidad bianual) podrían ser reemplazados con ventaja, y hasta donde sea posible, por la mamografía 3D (tomosíntesis), que se ha demostrado coste/efectiva por su mayor especificidad. Amancio 5Estas son unas de las adquisiciones anunciadas y, siguiendo con material diagnóstico novedoso para la patología mamaria, disponer en nuestros hospitales de tomografía multimodal (ecografía tridimensional), ya aprobada por la FDA americana, evitaría en ciertos casos la indeseable irradiación mamaria así como la molesta compresión de las mismas. Es lo que también podría evitar en ocasiones esa “limosna de millonario” como se ha tildado a la donación, sin tomar en consideración la conveniencia de abandonar ideologías simplistas y simplificadoras para, más allá de las creencias, atenerse a los hechos.Amancio 6

Las donaciones son habituales en el Reino Unido, Alemania o Italia, y son conocidas las cuantiosas ayudas sanitarias por parte de Bill Gates o Zuckerberg en EEUU.  Así pues, y en sintonía con lo anterior, bienvenida la solidaridad que muestra Amancio Ortega; si puede desgravarse el 35% de esos millones donados, mejor para él y, para opacidades o ingenierías fiscales, ya existen los organismos legales correspondientes. Amancio 7Con independencia de ello, la sociedad también prospera por interacciones solidarias y hacer algo por los demás, incluso por parte de un capitalista (dinero y sensibilidad pueden coexistir), no implica necesariamente hipocresía como algunos parecen suponer, cayendo en la abyección (Max Weber) de utilizar la moral como instrumento para cargarse de razón.   A la postre y como afirmó Octavio Paz, se disiparán las polémicas y quedarán las obras. Para beneficio de una población que anda necesitada de algo más que proclamas hueras y desenfocadas.

Publicado en Actualidad, Actualidad económica, Cáncer, Opinion, Sanidad, solidaridad | Etiquetado , , , , , , | 7 comentarios

LO DICHO O VICEVERSA

inversa 7    Afirmaba Machado que también la verdad se inventa y, para comprobar lo atinado de su observación, bastará con invertir, con volver del revés muchas de esas frases hechas que escuchamos día tras día: hallazgos verbales e ideas con presunción de contundencia, de ser resúmenes sin fisuras y que sin embargo podrían formularse en sentido contrario sin menoscabo, lo que demuestra una vez más la relatividad de todo lo que nos es dado imaginar incluyendo los aforismos, esas sentencias que han conquistado la posteridad como si hubieran sido dictadas desde el más allá.inversa 1

Vienen muy bien, claro está, por su inicial apariencia de incontestables, aunque no es oro todo lo que reluce. Puede cogerse el rábano por las hojas o, haciendo gala de igual brevedad, ir al rábano y dejarse de hojas hasta llegar a Descartes y su pienso luego existo. Aunque los haya que existan y, de pensar, lo justo. inversa 12Los ególatras resentidos podrían cambiar el No me merezco esto por Esto no me merece o, de de prescindir por un rato de la máscara, mudar el despectivo “Si algo no soporto es la estupidez” y pasar a una evidencia que prefieren pasar por alto: “La estupidez es lo único que me soporta”. Por seguir, jubilarse para disfrutar o bien disfrutar para no jubilarse. Podría ser igualmente acertado decidir querer para sobrevivir o sobrevivir para querer y, puestos a andar con el amor a cuestas, Ama y haz lo que quieras o lo segundo con tal de amar.

De no bastar con los anteriores ejemplos, el ámbito político podría ser un filón inagotable empezando por las promesas con que nos bombardean estos días y, como se viene demostrando en el pasado, reiteradamente incumplidas. En esa línea, convendría cambiar el “Lo veo y no lo creo” por el más realista “Lo creo porque no lo veo”. Al igual que ocurre para algunos con el Ser Supremo. Y, de cambiar en algunas promesas el “con” por el “sin”, la huidiza verdad podría dibujarse con mayor nitidez. “Con (sin) nosotros irá mejor”, “Nos comprometemos a gobernar con (sin) la ciudadanía”… inversa 8Todo, en fin, tan cuestionable, que tal vez el único a quien no pueda contradecirse es al que aseguró que el arte es el único modo de decir la verdad. Aunque tras ver alguna exposición con según qué elevado a los altares, orinales y pilas de excrementos incluidos, no sé si sería más adecuado hacer oídos sordos en lo que nos queda hasta las elecciones y, por si acaso, en más de una sala de arte mirar también hacia otro lado. No fuera que, en nuestro afán por entender el sentido último, identificáramos lo expuesto con simbología política.

Publicado en Artículo, Humor, Opinion | Etiquetado , , , , , , , | 5 comentarios

DE VIAJE FRENTE A MI MESA

quimera 14  Era un día ventoso y con el cielo parcialmente cubierto por esas nubes algodonosas, de bordes nítidos y que refulgen si brilla el sol. Desde la ventana del cuarto donde escribo las veía, frente a mí y allá en lo alto, desplazarse lentamente hacia la izquierda. El viento agitaba las ramas de un enorme arbol en la misma dirección. Cautivado por el espectáculo me pareció que era yo, el edificio, quien se movía y desde la amura de babor me era dado apreciar la quietud del entorno por contraste conmigo.

Fue entonces cuando decidí desplazar la mesa noventa grados. Ahora tenía frente a mis ojos la estantería y la ventana a un lado. Me había colocado de cara a una invisible proa tras los libros, cortando el aire hacia un destino desconocido que no llegaría a alcanzar hasta que se detuvieran los cúmulos que seguía dejando atrás para dar paso a otros.quimera 13

El cuarto era ahora el aposento de una embarcación que haría posible conocer el mundo sin necesidad de traspasar la puerta; sin riesgo de mareo ni pago de billete. quimera 15Fue en ese rato, con el paisaje de blancos y azules en lenta progresión a mi lado, cuando se me hizo evidente la razón que asistía a Pessoa cuando afirmó que, para viajar, basta con existir. Máxime si desde la ventana puede apreciarse el paso de los cielos.

Publicado en Ficción, Literatura, Memoria, Viajes | Etiquetado , , , , , , | 14 comentarios

BIENVENIDA LA PRIMAVERA

luz 1   Hemos dejado atrás el invierno. Esos meses en que, de noche y como sugiriese Gómez de la Serna, las calles son más largas y, en su anticipado oscurecer, las horas cabalgan hacia unas mantas con las que hurtarse al temblor de creer que nunca volverá el calor. Es por lo demás sabido que la puesta de sol se identifica con la vejez y, ambas, cuanto más tarden mejor. Con semejantes mimbres, va siendo tiempo de hacer de una vez tabla rasa con ese cambio de hora otoñal que añade al frío en ciernes un plus de negrura que puede terminar por metérsenos dentro, luz 6ya que conocemos con qué facilidad -dado que somos también reflejos de nuestro entorno- luz y temperatura penetran en nuestra intimidad y condicionan, en alguna medida y siquiera a ratos, el estado de ánimo. luz 5

Por todo ello, reconforta sentir que el ocaso se aleja del alba. Es precisamente lo que promueve la primavera y librémonos a poco que podamos de esa “Primavera sombría”: el título de una novela de Unica Zürn y una contradicción que esperemos no sobrepase nunca los límites de su imaginación para que esta estación siga siendo, año tras año, el mejor escenario para ser poseídos por el optimismo; para cualquier esperanza que pueda llevar aparejado el bienestar.

Lo cierto es que, si hay adaptaciones que deben discurrir cuesta arriba mientras otras lo hacen cuesta abajo, la mayoría preferimos sin duda las segundas y son las que parecen promover estos días que se alargan, porque es sabido que duelos o resignaciones no se llevan bien con el sol y, las adversidades, se hacen porosas al dilatarse con el calor y en consecuencia más llevaderas. luz 4Bienvenida pues la primavera porque contagia al alma, y esperemos que el mirífico efecto actúe también sobre quienes pretendan organizarnos la vida a resultas de las elecciones. Que no falten estos amaneceres anticipados, y atardeceres con luz bastante para perder la vista en lontananza: allá donde no lleguen los rifirafes con que nos trufan la cotidianidad.

 

Publicado en Actualidad, Opinion | Etiquetado , , , , , , , | 9 comentarios

YO ES OTRO

yo 1    De vez en cuando veo a ese otro que acertadamente apuntara el poeta Rimbaud, observándome desde el espejo. La mayoría solemos pasar frente a él, a diario, sin darle los buenos días siquiera en el baño, aunque detenerse y no apartar los ojos, intentando llegar al fondo, puede hacer de esos minutos un sobrecogedor tránsito hacia lo inesperado.

Supondrá enfrentarse al remedo de uno mismo con algunos rasgos que tal vez habías olvidado si en alguna ocasión los percibiste para saber de ti, para trascenderte más allá de las consabidas rutinas y en eso que llaman metempsicosis: el alma reencarnada en ese/a que te mira, que enarca las cejas cuando tú lo haces, en silencio y ambos sobrecogidos por esa presencia con la que llevabas tiempo sin identificarte. Dos iguales y, no obstante, cada uno solo en su andadura; únicamente hurgando en su identidad cuando acertáis a encontraros e incluso entonces, a veces y como observara Chesterton, perezosos de mirada.yo 8

Verme así, en ocasiones, me libera de mí -escribió alguien a quien debía sucederle algo parecido-: convertido en otro que, además, si quisiera suplantarnos lo tendría fácil y nadie lo sabría. yo 9El caso es que un ascensor y su espejo es mucho más que el vehículo para trasladarse arriba o abajo; puede llevar también al reencuentro y tanto es así, que cabría suponerlo el mejor espacio para saberse: sin falsedades ni presunciones y en un despojamiento revelador. Visto de ese modo, cuando sea preciso tomar un ascensor estando solo/a, convendrá tomar conciencia de con quién vamos a encontrarnos en cuanto alcemos la vista del suelo. Y en esos instantes no hay disimulo que valga ni se sale del paso con un “!Menudo tiempo hace!”. Por un decir.

Publicado en Artículo, Opinion | Etiquetado , , , , , , , , | 12 comentarios