PAISAJES QUE REDIMEN

paisajes   Hoy trato de una intimidad que quiero compartir -y espero que me lean con benevolencia-, porque estoy convencido de sintonizar con una abrumadora mayoría en cuanto a esos paisajes que dejan una profunda huella hasta quedar en la memoria como espejos de Alicia que nos permitirán volver.

Escenarios que son música para escuchar en completo silencio, detenidos en ese instante que se prolonga merced a una mágica seducción ajena a la palabra.Paisajes 4 Las cataratas han sido siempre, desde aquella junto a la que cenábamos de vez en cuando con mi padre a las de Iguazú, o un Salto del Ángel que transforma el agua en incienso, imanes de los que no puedo escapar y, a su vista, un pasmo por la sensación de atisbar otro mundo. Sin embargo, no es preciso cruzar océanos para asistir a la maravilla de un atardecer en Cuenca, cuando el sol azulea sobre la sierra y después enrojece o, muy cerca de casa, el color del poniente sobre las aguas, las sombras que se adensan en lontananza…

Paisajes 3

A veces son los colores y, otras, es la inmensidad del entorno lo que paradójicamente nos adentra sin razón aparente en nuestra propia interioridad, al punto de ser entonces cuando saldría exclamar, con Fray Luís de León, “¡Vivir quiero conmigo!”. Tal vez sea una lástima que estímulos como los mencionados no estén con nosotros más a menudo. Y termino: voy a llegarme hasta la orilla del mar, ahora que empieza a anochecer.

Publicado en Memoria, Viajes | Etiquetado , , , , , , | 8 comentarios

¿EVOLUCIÓN O REVOLUCIÓN?

Lo extraordinario de los milagros es que suceden, afirmaba Chesterton. En eso pensaba -sin fe religiosa y, en cuanto a creencias, las menos posibles- mientras, en espera del sueño, buscaba el mejor acomodo para mi cabeza sobre la almohada. Fue en una de aquellas cuando la oreja me condujo a la misma certeza que la expresada por el autor inglés. ¡Se doblaba! ¡Cualquiera que fuese la posición, el pabellón auricular se adaptaba, sin que la presión sobre el mismo produjese molestia alguna! De ser rígida la oreja, otro gallo me habría cantado incluso antes de amanecido, ¡pero no señor! Flexible y, cuando de pie, derecha: enhiesta para mejor escuchar.evol 8

¿Evolución? Claro que sí, y también un algo de revolución siquiera por contradecir alguna que otra ley; la de la gravedad por ejemplo y es el caso de las cejas, cuyos pelos no penden, no caen hacia abajo sino que crecen horizontalmente por no molestar a los ojos y, todavía preso de un insomnio reflexivo, ¿qué hay del culo?, me di por pensar: musculado y a un tiempo cojín para llevar a cualquier parte sin tener que cargar con él.evol 7

evol 4 Ya metido en tema, ¿qué me dicen de las uñas para hurgar en cualquier ranura? Y así seguí, de las pestañas a la oposición del pulgar para poder pillar lo que se tercie y, el resto de dedos, con longitud y movilidad adecuadas para tocar una guitarra que, en otro caso, no se habría inventado. Lo cierto es que, con Darwin entre ceja y ceja (maravillas éstas, ya digo, donde las haya), se me hicieron las tantas y, a diferencia de otras veces, no me dio por levantarme sino por revisarme mentalmente de pies a cabeza sin terminar de creer la perfección -y disculpen la inmodestia, porque también va por ustedes- de la máquina que nos alberga. evol 2Fruto del azar o la necesidad, aseguraba Demócrito unos siglos atrás y, ya puesto, me puse a imaginar lo que podría ocurrir a nuestra especie en años venideros si fingiésemos, por aquello de ver qué sucede, necesidades nuevas. Y casi me vi… Bueno: exploren esa línea cualquier noche, tras apagar la radio, dejar el libro o lo que hayan preferido para pasar el rato, y ya me contarán.

Publicado en Artículo, Humor, Opinion, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

GRAMÁTICA TRINARIA CONTRA EL SEXISMO

La diferencia gramatical entre el masculino y el femenino ha entrado de un tiempo a esta parte en proceso de acoso por argüirse, y a veces con razón, que el sexismo puede subyacer en el habla y eso debe terminar. trans 5Sin embargo, tampoco sería cuestión de forzar la máquina al extremo de sacar a “las miembras” del armario por eludir un masculino genérico que anda el pobre contra las cuerdas. Puede entenderse esa disforia femenina y, entre otras reivindicaciones, las lingüísticas, pero sin llevarlas al extremo del esperpento, lo que supone un mal remedio (o “remedia”, por no ofender).

Una portavoz de Podemos, y no es la única, generaliza en un “Nosotras” cualquier propuesta u opinión del colectivo/a, y ya que no sería correcto un “Nosotras y nosotros”, por lo menos “Nosotras y ellos” a no ser que los varones hayan, en ese Partido, hecho mutis por el foro. Además, la opción antedicha puede poner a alguna que otra mujer en un brete, según leí o me contaron. Una acusada, exclamó ante el tribunal: “¡Soy inocenta!”. Y fue tachada de mentirosa por partida doble ya que, a más de una culpabilidad demostrada, se llamaba Eduvigis o así constaba en su DNI, que no Inocenta.

Supongo que cabría buscar mejores alternativas de visibilización sin necesidad de ponerse en riesgo o pasarse el idioma por el forro y, puestos a ello, podría cambiarse el artículo para incorporar la dualidad, aunque sorprendiera a muchos/as: “Los juezas”, por ejemplo/a, o “Las Ovnis”, dado que la arroba (@) -o el arrobo, si prefieren los machistas- no se pronuncia. TransPara culminación, ahora se vienen los/las/les transexuales y no con dobletes sino, un paso más hacia el despiporre, ¡los tripletes! No han hallado mejor forma de expresión para denominarse que una tercera vía: no “ellos” ni “ellas”; “Elles”, “Nosotres” y, algune de eses, no tuvo hijo o hija sino “hije”. trans 3A este paso no sé yo, porque encima se topan con dificultades de difícil solución, y si no pueden ser españoles (ya les han tomado la “e” los machistas) ni españolas, pues qué: ¿”Españolis?”. ¡Ay, si volviese Rajoy y debiera pronunciarse respecto a elles! “¿Mucho españolis?”. Tiempo atrás, Steiner afirmó que la esperanza es gramática, aunque, de ser hoy, mejor calladito.

Publicado en Actualidad, Humor, Opinion | Etiquetado , , , , , | 8 comentarios

EL LASTRE DEL DÉJÀ VU

mirar 8 Es sabido que jamás se recorre el mismo camino; porque ha cambiado desde la última vez o, si inmutable, por ser el caminante quien ya no es el que era cuando lo recorrió. Sin embargo, y a pesar de ser consciente de ello, he regresado de un viaje en el que he abreviado e incluso renunciado a algunas visitas suponiendo que iban a ser un más de lo mismo. Catedrales o castillos, montes, edificios, puertos o riberas, relegados tras el primer vistazo en la errónea convicción de que no aportarían novedad alguna y sólo al final, en esas aburridas horas de espera que preceden al vuelo de regreso, me di a pensar en esa necedad sin posible vuelta atrás para remediarla.mirar 5La espectacularidad nos asombra a todos. No obstante, y cuando lo contemplado no llega a tanto, son detalles, con demasiada frecuencia inadvertidos, los que convertirán el supuesto remedo en algo nuevo y con encanto. Penetrar más allá de la apariencia, de una primera impresión, implica un plus de atención pero, en contrapartida, también un suplemento de placer. No hay otra monotonía que la nacida del propio interior y, con distinta actitud, la contemplación abandonará los estereotipos que trae la memoria.mirar 6

A partir del regreso, me he prometido renunciar a ese estar de vuelta que subyace en lo que damos en llamar diálogos de sordos y, por similitud, en la visión de ciegos que me poseyó demasiadas veces frente a torres, fachadas o vitrales. Y creo que me traeré mucho más al almacén de los recuerdos si termino por convencerme, y traducir en la práctica, que el atractivo empieza por saber mirar sin dárselas, a priori, de enterado.

 

Publicado en Memoria, Opinion, Viajes | Etiquetado , , , , , , , | 18 comentarios

DE MATAS A RATO POR UN DECIR

Que la Justicia no es una ciencia y tampoco virtud exacta como debiera, en palabras de Sánchez Ferlosio, va quedando  cada vez más claro para la población de este país y es que, a las dudas sobre su mediatización, se añade la evidencia de una absoluta falta de equidad, cuando de políticos imputados se trata, respecto al común de los mortales, haciendo actual demasiadas veces lo ya repetido hasta la saciedad: que enfrentados a los jueces, no somos todos iguales y recuerden la canción: Depende, de qué depende…matas 5

Quien sea podrá advertir, visto lo visto, que el exministro de Medioambiente en tiempos de Aznar y posteriormente Presidente de Baleares, Jaime Matas, y el exvicepresidente del Gobierno y Presidente en su día de Bankia, Rodrigo Rato, se parecen más entre ellos, siquiera en el trato judicial recibido, que a cualquiera de nosotros de no contar con buenos padrinos. matas 6El primero, ha negociado y al parecer conseguido eludir 10 años de cárcel -por financiación ilegal de su Partido, el PP- a cambio de una multita de 18.000 euros y 2.5 años, lo que podría suponer no volver a pisarla en cuanto salga de la de Aranjuez. ¡Y encima, sin que sus antecedentes penales dificulten el regalo! Por lo que hace a Rato, para los cerca de 40.000 millones que supuso para el Estado el rescate de la entidad, 4.5 años según sentencia del Supremo y, como es palmario, la proporcionalidad respecto a la pena por robar un salchichón merecería de explicaciones adicionales.matas 7

Al “corinnado” rey emérito, recuerden, ni un pescozón. Y los miles de aforados, en demasiados casos presuntos pillastres, campando a sus anchas hasta el día de hoy; todos unos traviesos entrañables y no despreciables ratas a salto de Matas. O Ratos, por precisar.

 

Publicado en Actualidad, corrupción, Opinion, Política | Etiquetado , , , , , , | 8 comentarios