TRÁFICO AÉREO A DIOS GRACIAS

avion     Los aviones de pasajeros, con inusitada frecuencia -cada minuto o poco más-, se dibujan en el cielo de Palma de Mallorca por sobre la catedral. Vistos en la distancia, a plena luz del día y desde mi terraza, se dirían gaviotas y es fácil confundirlos con ellas aunque, al caer la tarde, los reflejos del sol en el fuselaje revelen su verdadera y metálica naturaleza, subrayando a un tiempo el milagro de esos cientos de vidas allá en lo alto y pendientes ni siquiera de un hilo.

Ayer, y abstraído en su contemplación, caí en la cuenta de una coincidencia, de una asociación hasta entonces inadvertida. avion 3Cruces coronando las dos torres del religioso edificio y, entre ambas, una virgen con los brazos en alto como si quisiera abrazar el avión sobre ella. El conjunto se me figuró advocación para una feliz llegada de quienes lo sobrevolaban y que, en la distancia, se dirían los destinatarios allá arriba de la ferviente composición: esa plegaria en piedra que corona la iglesia.

avion 4

Podría deducirse que, ya desde el siglo XIII, los jerifaltes de la cristiandad que auspiciaron su construcción sabían de la avalancha turística que la isla disfrutaría/padecería a día de hoy, de los millares de vuelos por sobre la casa de Dios y de ahí la composición: cruces y virgen en el lugar adecuado para procurar una travesía feliz por voluntad del Padre, santificado sea su nombre. avion 5A no ser, claro está, que la inspiración viniera después y fuesen los constructores del sobresaturado aeropuerto quienes decidieran encomendar el creciente tráfico, ya que no a sociólogos o medioambientalistas, al Sumo Hacedor, aprovechando las supuestas ventajas de ordenar los trayectos aéreos, a modo de regazo, por sobre el divino y protector efluvio catedralicio. Que también podría ser.

Publicado en Actualidad, Humor, Iglesia, Opinion, Viajes | Etiquetado , , , , , , , | 7 comentarios

LOS BARES: DENTRO O EN SUS TERRAZAS

bar 4          “La isla está llena de ruidos… que deleitan y no hieren”. Así decía Shakespeare en La tempestad aunque, de haber vivido en nuestros días -y creo que también en otros lugares a más de cualquiera de las islas baleares-, habría suprimido el deleite para cambiarlo por tapones en los oídos tras visitar ciertos bares. Y hay excepciones, ¡faltaría más!, aunque incluso la tranquilidad de algunos puede verse interrumpida demasiadas veces por el follón del situado en sus inmediaciones.

Cuando dentro del establecimiento, la placentera convivencia se revela imposible y, de estar en soledad, ésta será sonora para dar razón a San Juan de la Cruz. bar 5La falta de adecuada insonorización, sumada a la carpetovetónica costumbre de hablar a gritos y hacer de las carcajadas cantos de gallo, convierte con frecuencia el pretendido sosiego o el diálogo en imposible quimera. Y ni les cuento si sentados en la terraza, en la proximidad de ese omnipresente músico callejero de quien no podemos desconectar y que, de la mañana a la noche, nos torturará con el mismo repertorio en donde, con toda probabilidad, no ha de faltar O sole mío, el Bring back, bring back my bonnie to me, to me, o la musiquilla de Bella ciao, ciao ciao. Aunque de sugerir un “ciao, por favor” al intempestivo de turno, ni el menor caso.bar 2

Para acabarlo de arreglar, en los últimos meses buena parte de los bares que frecuento han sido presos del ciberfetichismo, y el camarero único y servicial que atendía, desde el pedido al cobro, ha sido sustituido por un equipo sometido al dictado de la tablet: el primero anota, teclado mediante y con variable habilidad: “Esto no funciona”, “A ver: ¿qué me había dicho que quería…?”. Un segundo servirá y el tercero, quizá ya el cuarto en visitarnos, vendrá a cobrar lo que marque el artilugio con el que aún debe familiarizarse. bar 9Son los esclavos de ese “Internet de las cosas” que han suplantado al camarero de siempre, en el pasado capaz de memorizar sin sombra de error. A resultas de todo lo anterior, y de poder influir en los bares y cafeterías que jalonan mis paseos, aconsejaría cuidar el ambiente, mirar al cliente en vez de al teclado, el pan del día y una sonrisa. Como tiempo atrás.

 

Publicado en Actualidad, Opinion | Etiquetado , , , , , , , | 7 comentarios

TODO VA Y VIENE, ENTRA O SE MARCHA

azar          Si nos atenemos a los registros verbales, de vocabulario, cualquiera podría colegir que mucho de lo que nos pasa no nace de nosotros como resultado de la fisiología ni el cerebro es origen o receptor, sino que los aconteceres habitan nuestro entorno hasta que, de echarnos el ojo encima, nos penetran e igualmente se van. En ambos casos sin pedir permiso. Es lo que he pensado más de una vez al escuchar alguna que otra expresión y atenerme estrictamente a lo que sugiere.

“La barriga se te ha ido”, oí a una decirle a la otra, y deduje que debido a la dieta o quizá tras el parto. azar 7“Me ha venido una idea…”, “El otro día me vino un dolor que ni te cuento, pero se me fue solo”. “Últimamente se me ha ido el sueño”, o “”Me entraron unas ganas de soltarle cuatro frescas…”. azar 4Se diría que estamos rodeados y a merced de imponderables; inmersos en un espacio que alberga lo que nos huye o cuanto está esperando el momento oportuno para meterse en nosotros, simples vasijas que acogen o se vacían, de modo que quizá la idea del ser supremo, dueño de un abanico que engloba cuanto pueda ocurrirnos, empezase por ahí. Y es que si todo entra y sale a su antojo, ¿cómo sentirse dueño o responsable de algo? ¿Cómo ejercer sobre esos albures el menor control?azar 9

“Le penetró una sensación…”, “Te entra la nostalgia y estás perdido”… ¿Serán metáforas? ¿Sólo un modo de hablar? Ustedes juzgarán cuando escuchen las majaderías de cualquier político (aún queda investidura por delante) que a continuación tal vez se excusará asegurando que “Le salió sin pensarlo”. ¡Pero si hasta nacemos por voluntad ajena! azar 8O el pecado, nos cuentan, se inició con serpiente interpuesta, así que de libres e independientes más bien poco y, de juzgar por origen, mitos o algunas formas de expresión, ¡unos juguetes, vamos! Meros cuartuchos en los que entrar y salir, aunque también cabría en lo posible que estas líneas sean el resultado de habérseme ido la olla. ¡Y a saber dónde! Espero que me vuelva. Aunque sólo sea para elegir el tema del próximo post.

Publicado en Humor, Opinion | Etiquetado , , , , , , | 3 comentarios

LAS DESVERGÜENZAS: EL PAN DE CADA DÍA.

insania  Ignoro si cabría diagnosticar las mismas como una infección que se ha cronificado en cualquier geografía pero, lo que es entre nosotros, algo así como la malaria en África central y, encima, sin vacuna a la vista ni proyecto en ciernes. De movernos por tierra, suciedad y devastación urbanizada a falta de profilaxis y, si es por aire, la estafa sobrevolando junto al viajero. En España, el descuento para los residentes insulares es compensado por las empresas de aviación aumentando el precio del billete; Iberia anulaba el viaje de regreso (ya pagado) de no tomarse el de ida y, en cuanto a Ryanair y sus desplantes o el sobrecoste por maletita, mejor un tupido velo.

Los Bancos son, a la luz de préstamos, fondos e hipotecas, los banksters de que hablaba Ramonet. Y las leyes, una mascarada con insólita frecuencia. No hay sino constatar la permisividad para con los okupas, o unas penas que parecen guardar más relación con la posición social del imputado que con el delito en cuestión. Baste recordar los 23 meses que se impusieron al futbolista Ronaldo (menos de 2 años para eludir la cárcel) por evasión al fisco de 14 millones mientras que, un desconocido, a la trena por hacerse de tapadillo con dos frasquitos de perfume. insania 10Y todo lo anterior al margen de unas situaciones que deberían teñir de sonrojo a quienes aseguran, tras cada toma de poltrona,  que pondrán definitivo coto a la corrupción mientras se hacen con el sueldo y en pocos años con pensión anticipada, al tiempo que estrangulan económicamente a los trabajadores autónomos y enarcan las cejas frente al mísero aumento del salario mínimo.insania 4

Se trata, como dijera Arendt, de la banalización del mal por parte de unas fuerzas que parecen pura insania. Inmunes al devenir histórico y más allá de ideologías porque, cuando no es analfabetismo, se trata de la generalizada desvergüenza. insania 3Y no sirve de consuelo comprobar que la abominable disyuntiva viene de antiguo, lo que podría apuntar a que la carrera hacia el desastre prosigue in crescendo y no es una mera ocurrencia propia de los pesimistas. Sin embargo, siquiera para un respiro, me propongo cualquiera de estos días argumentar en sentido inverso por tal de no abundar en la negatividad que tiñe los medios sin resultado alguno. Después, la balanza de la subjetividad dirá a cada cual hacia dónde apunta el futuro que nos aguarda.

Publicado en Actualidad, Actualidad económica, corrupción, Justicia, Opinion, Política | Etiquetado , , , , , , , | 6 comentarios

EL NEGOCIO DEL “ARTE”

arte 8    Uno lee, oye hablar de arte con afirmaciones entre profundas y grandilocuentes ante las que no es fácil disentir, aunque el inexperto -cual es mi caso- quede en la duda sobre su justeza y verosimilitud. El arte es un medio de revelación (María Zambrano), alcanza su fin cuando se convierte en filosofía o estamos frente al único modo de decir la verdad y, para ello, debe haber intención en el mensaje que el artista pretende transmitir. Creaciones para herir la sensibilidad y evitar así la banalidad pero, a la vista de algunas “verdades” que me ha sido dado contemplar, sólo podría estar de acuerdo en lo de la herida si ésta incluye los frecuentes cabreos ante lo que parecen más bien tomaduras de pelo.

arte 5arte 2

Bajo el paraguas de Duchamp y su “Todo puede ser arte”, se han exhibido montones de cagarrutas y no es lenguaje metafórico, aunque ordenadas, ¡faltaría más!, en forma de pirámide como resultado de una ráfaga de inspiración. Se pueden exponer váteres, orinales, un montón de cajitas de cartón para dar alas a la imaginación y en una ocasión, en Madrid, nos llevaron a visitar -delicada atención para con las docenas de congresistas que éramos- una sala repleta de cuadros en blanco. arte“La abstracción”, comentó nuestro guía, y es que también puede ser un arte el de justificar cualquier idiotez, vacuidad o nadería (como el ejercido por muchos políticos, vamos), con la excusa de estar frente a un mundo paralelo: arte nuevo y que, por aún escasamente formados, nos coge a contrapié.

He concluido que la actitud más prudente en esos casos, si andamos en compañía de gentes que parezcan estar a punto de levitar o el “artista” deambula por las inmediaciones, es fingir que nos hallamos frente a un milagro; hacer de cualquier sapo ave del Paraíso y dejar la sospecha (cierta o presunta) de un arte con fines comerciales para la discusión tras volver a casa. Aunque la crítica acerba pueda verse atemperada si pensamos que, con semejantes mimbres y si todo es arte, también usted, y yo, somos potenciales artistas. A partir de ahí, sólo es preciso creérselo y ¡a vender!

Publicado en Actualidad, Artículo, Cáncer, Opinion | Etiquetado , , , , , , | 20 comentarios