LA OBSOLESCENCIA REAL

Ya han pasado los Reyes y espero que se hayan portado bien, lo cual suele ocurrir y es precisamente uno de sus rasgos diferenciales respecto a la monarquía que nos aqueja: ése del comportamiento y la obsolescencia programada, en ellos y cualesquiera otros excepto los que hacen, del cargo, oficio y momio.
reyes-magos 1
Los Magos desaparecen y, hasta el próximo enero, como si nunca hubieran estado siquiera en la imaginación. Es una característica, la fugacidad, compartida con otros muchos aupados a la realeza. Los reyes de la droga, de la mafia o del estraperlo en su día, pues hasta que los trincan o se van a disfrutar de sus latrocinios a cualquier paraíso fiscal y desaparecen del mapa; el Rey Midas pura entelequia, el rey del mambo es una designación transitoria y ni qué decir tiene del rey de la casa, entronizado sólo algún que otro rato y expulsado a las tinieblas en cuanto dejan de llamarle Rey mío.

Todos, repito, efímeros, incluídos los del ajedrez que sólo salen de vez en cuando. Coyunturales excepto si se aposentan y entonces, cuando dejan de incorporar a su presencia la característica esencial, la obsolescencia programada al igual que los Magos la pasada noche, la lavadora o el smartphone, empiezan los problemas.Reyes magos 2 Que si a la hija me la va a imputar el rojeras de turno, que ni siquiera entre los grandes animales (si exceptuamos los del Gobierno) está uno a salvo de la maledicencia… Sin embargo, ¡qué fácil sería tomar ejemplo de sus tocayos! De cualquiera de ellos. Incluso muchos estaríamos dispuestos a que pudiesen elegir entre ejercer de estraperlista o viajar en camello y aceptaríamos dejarles, antes de irnos a la cama, una copita de vino y algo para la montura, cualquiera que fuera ésta. Pero, pasado un tiempo, a desvanecerse, por favor. Rey 7Como los Magos. Y es que lo de Rey mío no dura siempre. Ni siquiera entre los matrimonios mejor avenidos, así que imaginen lo que pensará a estas alturas el común de los ciudadanos de su Rey, otro que el de la noche o Melchor.

Anuncios

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LA OBSOLESCENCIA REAL

  1. Antonio Duque Amusco dijo:

    No sé quién ha escrito el diálogo de la foto del Rey con Cristina y Urdangarín, pero escribir HOYGAN por OIGAN no le deja a uno demasiado tranquilo; deben ser cosas de la ESO.

    Me gusta

  2. Sí, algo raro, pero está en mayúsculas, y el error es demasiado evidente . ¿Tendrá un significado oculto? No sé si vale la pena pensarlo…

    Me gusta

  3. Mónica dijo:

    Ayer el rey mostró el rostro de la obsolescencia en el la celebración de la Pascua Militar (celebración también candidata a “obsolescer”)…
    A lo mejor presentía, no!, ya sabía los titulares en la prensa de de hoy.
    Hecho que refuerza el título de este post. Qué clarividencia.

    Me gusta

  4. Bueno: no hay que ser un lince para darse cuenta de que, para el susodicho, pintan bastos…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s