LA OBSOLESCENCIA REAL

Ya han pasado los Reyes y espero que se hayan portado bien, lo cual suele ocurrir y es precisamente uno de sus rasgos diferenciales respecto a la monarquía que nos aqueja: ése del comportamiento y la obsolescencia programada, en ellos y cualesquiera otros excepto los que hacen, del cargo, oficio y momio.
reyes-magos 1
Los Magos desaparecen y, hasta el próximo enero, como si nunca hubieran estado siquiera en la imaginación. Es una característica, la fugacidad, compartida con otros muchos aupados a la realeza. Los reyes de la droga, de la mafia o del estraperlo en su día, pues hasta que los trincan o se van a disfrutar de sus latrocinios a cualquier paraíso fiscal y desaparecen del mapa; el Rey Midas pura entelequia, el rey del mambo es una designación transitoria y ni qué decir tiene del rey de la casa, entronizado sólo algún que otro rato y expulsado a las tinieblas en cuanto dejan de llamarle Rey mío.

Todos, repito, efímeros, incluídos los del ajedrez que sólo salen de vez en cuando. Coyunturales excepto si se aposentan y entonces, cuando dejan de incorporar a su presencia la característica esencial, la obsolescencia programada al igual que los Magos la pasada noche, la lavadora o el smartphone, empiezan los problemas.Reyes magos 2 Que si a la hija me la va a imputar el rojeras de turno, que ni siquiera entre los grandes animales (si exceptuamos los del Gobierno) está uno a salvo de la maledicencia… Sin embargo, ¡qué fácil sería tomar ejemplo de sus tocayos! De cualquiera de ellos. Incluso muchos estaríamos dispuestos a que pudiesen elegir entre ejercer de estraperlista o viajar en camello y aceptaríamos dejarles, antes de irnos a la cama, una copita de vino y algo para la montura, cualquiera que fuera ésta. Pero, pasado un tiempo, a desvanecerse, por favor. Rey 7Como los Magos. Y es que lo de Rey mío no dura siempre. Ni siquiera entre los matrimonios mejor avenidos, así que imaginen lo que pensará a estas alturas el común de los ciudadanos de su Rey, otro que el de la noche o Melchor.

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión durante 21 años, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista digital de Los Ángeles "Palabra abierta". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LA OBSOLESCENCIA REAL

  1. Antonio Duque Amusco dijo:

    No sé quién ha escrito el diálogo de la foto del Rey con Cristina y Urdangarín, pero escribir HOYGAN por OIGAN no le deja a uno demasiado tranquilo; deben ser cosas de la ESO.

    Me gusta

  2. Sí, algo raro, pero está en mayúsculas, y el error es demasiado evidente . ¿Tendrá un significado oculto? No sé si vale la pena pensarlo…

    Me gusta

  3. Mónica dijo:

    Ayer el rey mostró el rostro de la obsolescencia en el la celebración de la Pascua Militar (celebración también candidata a “obsolescer”)…
    A lo mejor presentía, no!, ya sabía los titulares en la prensa de de hoy.
    Hecho que refuerza el título de este post. Qué clarividencia.

    Me gusta

  4. Bueno: no hay que ser un lince para darse cuenta de que, para el susodicho, pintan bastos…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s