HURTOS EN MERCADONA

mercado 4No voy a referirme al precio de los artículos que allí se venden, así que lejos de mí el temor a ser contradicho por esa cadena de supermercados (más de 1500; no le debe ir mal) que, con todos mis respetos, cuida más de prevenir los posibles hurtos de algún que otro cliente con problemas de pago, que de evitar que los compradores se conviertan en víctimas en cuanto pisan sus aparcamientos. Y aunque no sean los únicos lugares donde los delincuentes parece que tengan bula para actuar a su antojo, quizá debieran plantearse, los responsables, la adopción de medidas disuasorias otras que el exclusivo control de quien se deja en la tienda sus dineros.

Me explicaré. El otro día, a mi mujer le sustrajeron el bolso del asiento delantero, donde lo había dejado unos minutos mientras cargaba las bolsas en el portaequipajes. mercado 6La tapa de atrás se abre hacia arriba como en la mayoría de coches, lo que impide la visibilidad y es circunstancia que conocen los ladrones, que han hecho de esos aparcamientos su campo de operaciones como informó la policía cuando fue a denunciar el hurto (que no robo, al no mediar violencia). “¿En el parking de Mercadona? Allí ocurre todos los días”, comentaron. Poco después y durante la cena, una amiga contó que a ella le había sucedido algo parecido. “Están al acecho y, a la mínima, ¡zas! En cuestión de segundos. También fui a la policía y lo que a ti: que hay que andar con cuatro ojos.  Aunque queda el recurso de cambiar de supermercado…”.

mercado 7Ignoro si, de no haberlas, sería posible instalar cámaras de seguridad, porque lo que es vigilancia directa en el exterior, he ido a comprobarlo y brilla por su ausencia, lo cual no deja de sorprender a la vista de una actividad delictiva que es ya de dominio público. Tal vez, alguno de quienes observan a los clientes mientras se hacen con cuatro latas, podría cambiar su objetivo. Siquiera para proteger a quienes hacen posible sueldos y pingües beneficios. No deja de sorprender que, siendo los hurtos el pan de cada día, sigan con los ojos puestos en los compradores y no en quienes van a hacerse con sus carteras a la menor oportunidad.

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Opinion y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a HURTOS EN MERCADONA

  1. Mónica dijo:

    Pues agradezco la información, ya que soy de las que se deja el bolso, incluso la puerta del coche abierta, con la confianza del que está en su propia casa. Inconsciente por mi parte, claro está.

    Me llama la atención la actitud de la policía. Ah, sí…eso pasa a diario. ¿Y ya está?. ¿Ahí termina su trabajo, en recoger la denuncia y no hacer nada?.
    Al menos una llamada de atención para que los centros donde se están produciendo hurtos dispongan de medios de seguridad PARA LOS CLIENTES, que no tanto para ellos mismos.

    Últimamente también está en entredicho la reputación de la empresa y su propietario por varias sentencias por abuso, acoso laboral de trabajadoras, obstaculizar bajas por maternidad e incapacidad, utilizar contratos temporales, vulnerar normativas de seguridad y aplicar sin razón despidos (de nuestra gran reforma laboral) con indemnizaciones ridículas.

    Me gusta

  2. He leído algo sobre los modos de esa empresa, el acoso laboral, despidos injustificados… Que no son todo los hurtos, vaya.

    Me gusta

  3. Rosario Ferrà dijo:

    En la zona donde yo vivo , en las afueras de Palma, hace un par de años a una conocida, le robaron dentro de Mercadona, dejo el bolso en la repisa del carrito para estirarse a coger unas latas, y ¡ zas! le sacaron limpiamente la cartera del bolso, de tal manera que hasta que fue a pagar no se enteró, la cajera no la creyó, llamarón al jefe de tienda y al final la que salió mal parada fué ella pues se c…mosqueó tanto que le dijerón la denunciarían por montar un altercado y hablar mal del supermercado, aún siendo ella la victima. Da que pensar.
    Lo cierto es que no ha vuelto a entrar, y entrega beneficios de esta manera a otra cadena de supermercados. ¡ Que tontos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s