LA RESPONSABILIDAD ES INTRANSFERIBLE

ansiedad 6Encuentra un camino y hazlo. Es el consejo de Séneca y me da que andaba en lo cierto si pretendemos conseguir, a más de los propósitos, el propio respeto. Sin embargo, no es tarea fácil y bien sea por pereza (proyectos pospuestos una y otra vez), incapacidad o por no haber valorado adecuadamente las dificultades, no es infrecuente ser presas de la frustración al no lograr lo que hemos perseguido con empeño, tal vez durante años.

¿Qué hacer en tales casos? Mejor quemarse que oxidarse, aconsejaba Neil Young y, no obstante, es razonable plantearse si acaso el objetivo/s es asumible en nuestras condiciones o convendrá modificarlo para hacerlo asequible; rebajar temporalmente nuestras expectativas o, sencillamente, tomarse un respiro y a otra cosa mientras recuperamos -si realmente es lo que queremos- el empuje inicial. ansiedad 5Entretanto, es oportuno decirse que no hay derrotas -o victorias- definitivas ni merece la pena que, sumidos en la porfía, olvidemos demasiadas veces que quizá estén a nuestro lado, sin percatarnos debido a esa obsesión, a esa ambición, otros atisbos de felicidad.

ansiedad 1Es lo que me digo hoy tras unos días en que se instaló en mi alma un nuevo Noviembre (por copiar la frase de Moby Dick) pese a estar en abril. Y no había optimismo de la voluntad que aliviase mi inoperancia: trabajos deficientes o sin culminar, el descontento que teñía los ratos y, sobre todo, la desazón por no  tener siquiera ganas de priorizar los deseos si hubiera conseguido racionalizarlos, lo que no era el caso. Fracasar es también una victoria porque supone haberlo intentado pero, en horas bajas (por suerte para mí, infrecuentes), las reflexiones suelen tomar otros derroteros, y si el amor propio ejerce de dique frente a la asunción de responsabilidad por lo que nos aflige, la alternativa más cómoda, frecuente e injusta, es cargar sobre lo que sea (ambiente, obligaciones indeseadas y el consiguiente consumo de tiempo…) o quien sea, por lo general los más próximos, las culpas de nuestra insatisfacción. ansiedad 7Afortunadamente, pronto me percaté de que fueran las dificultades o carencias que fuesen, sólo estaban en mí, y si he decidido escribir estas líneas es para poder releerlas si un día vuelvo a las andadas. Por último, ruego disculpen la exhibición de intimidad, pero he pensado que, de haber alguien que haya pasado o ande en las mismas, no estaría de más intentar la sintonía. Aunque ello implique el comentario de su parte.

Anuncios

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Opinion y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a LA RESPONSABILIDAD ES INTRANSFERIBLE

  1. Rosario Ferrà dijo:

    Si que me ha pasado , más veces de las que quisiera, y si bien , según la frase de Séneca hay que encontrar un camino y hacerlo, la mayoría de las veces esa frase desaparece, para convertirse en- busca una meta y alcanzala- grave error, pues te pierdes todo el aprendizaje que el camino te depara, y que conste que me costó un montón aprenderlo y aceptarlo…….

    Le gusta a 1 persona

    • No conseguir todas o siquiera algunas de las metas propuestas creo que ocurre a casi todos; el asunto es saber lidiar con el descontento por no haberlas alcanzado, no ser por ello presa de un desánimo que se extienda a la entera cotidianidad y, sobre todo, no buscar a terceros para liberarte de tu parte -mucha o poca- de responsabilidad. No obstante, no está mal, me parece, decirse que la vida es algo más que planes.

      Me gusta

  2. m2m2 dijo:

    Si un camino de mil leguas comienza con un paso, recuperar el aliento también. Quizá no siempre somos de nosotros mismos. Siento que desde nuestra conciencia observamos el exterior y también nuestra propia acción/inacción. No siempre sabemos ser ejecutivos. Los talentos -cuales quiera que fuesen- no siempre nos salvarán, para eso necesitamos una mirada consciente. Sí, la responsabilidad es personal. Si persona es máscara (etimológicamente), somos una máscara (la que llevemos puesta) responsable de lo que hacemos, postergamos y olvidamos. Y de nuestras muecas y actitudes.
    Gran artículo Gustavo, gracias.

    Me gusta

  3. drlopezvega dijo:

    Es que ‘objetivo’ suena cortante, de precisión casi militar, cuando en realidad suele ser ‘subjetivo’ e inconstante como un poeta lánguido. Pruebo a llamarlo ‘propósito’ y me suena más amable. (Desde luego, más que los Tomahawk alcanzando su objetivo, que acaso no se veía a sí mismo como un objetivo, sino como un sujeto dubitativo.)

    Me gusta

  4. Bueno: propósitos en riesgo de ser alcanzados por tantos tomahawks como vuelan en derredor…

    Me gusta

  5. Mónica dijo:

    Muy bueno Gustavo.

    En estos momentos me está pasando la situación opuesta: no es en mí donde está la fuente de problemas o sensaciones molestas y perjudiciales. Es en personas de mi alrededor, algunas de ellas muy tóxicas. Y me estoy intoxicando. He de mover fichas.

    También es intimidad aireada, pero ¡que narices, me sienta bien decirlo públicamente a quien nadie le interesa!

    Me gusta

  6. Decir lo que a uno le apetezca… hasta que lo prohiban.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s