LAS RESPONSABILIDADES, COMPARTIDAS

convivir 1Vivir en comunidad supone algo más que disponer de ayudas varias, bares y tiendas. Y es que si cada uno persigue la máxima comodidad con el mínimo esfuerzo y al vecino que le den, aviados estamos. Me refiero a todos nosotros -con las excepciones que quieran-, tras comprobar hasta la saciedad que la suciedad está en la sociedad sin que haya una mayoría que se aplique a lo que con tanto ahínco exige de los demás. Y que nadie es una isla, por el hecho de estar juntos, suele rezar únicamente para los otros.

No hará falta listar las evidencias sobre la  cojera del mútuo respeto. Por lo que hace a los servicios públicos, sus manifiestas carencias o interesadas manipulaciones no son, como acostumbran a aducir, fruto del personal insuficiente para una creciente demanda, sino resultado del pasotismo cuando no la voluntad de hacerse con el santo y la limosna a costa de unos usuarios que, por cierto, no verán rebajados sus impuestos en relación directa con la inepcia ajena. convivir 4Llamen ustedes para obtener la solución a un problema -léase Movistar, Telefónica, cualquier compañía eléctrica…- o intenten entender, aunque sea tras la cuarta lectura, los cargos que figuran en el recibo de la luz, y convendrán conmigo en que pintan bastos. Observen cómo se reparan los socavones, retiran la basura o colocan los cables electricos en algunos barrios y sabrán de las prisas o el desprecio suplantando la eficiencia.Calles La Union

convivir 6

convivir 9Sin embargo, no todo se pierde por el mismo agujero ya que los resíduos depositados a deshora, las calles como estercolero para colillas, botellas o meadas de humanos y perros, son también el maloliente pan de cada día. Y los escapes a todo gas, en plena madrugada, subrayan la poca consideración en que nos tenemos, orillando que hay servidumbres obligadas y, sin mayores cotas de responsabilidad por parte de todos, seguiremos en la queja sine die. Se precisan aún unos cuantos años para formar y dotar de poder a unos gestores del sentido común que eviten lo que, a día de hoy,  sigue siendo imprescindible: legislación estricta y las correspondientes multas a quien corresponda, empresas, empleados públicos o ciudadanos. A diestro y siniestro. Mal que pese y hasta que incorporemos a la convivencia mayor sensibilidad que la presente.

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículo, Educación, solidaridad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a LAS RESPONSABILIDADES, COMPARTIDAS

  1. Rosario Ferrà dijo:

    Hablando de eso, hace unas semanas hice una reclamación a la consellería de transportes por el mal estado de los autobuses del TIB, sucios, con chinches que te pican a través de los asientos,ni se te ocurra tocar los techos de muchos de ellos, y con una planificación horaria que parece haber sido hecha por un chimpancé.
    Pues la respuesta fue que después de hablar con la empresa adjudicataria de la zona los autobuses se limpian cada ¡ 15 días! . con lo cual es obvio que ningún inspector les pega un repaso. Pero con esta contestación se quedaron tan anchos.

    Si que es seguramente cierto que muchos usuarios son unos guarros, pero las manchas oscuras que tiñen las superficies de la cabina del bus son fruto de la contaminación que se va pegando, pero como quien lee la queja tiene coche propio, pues se la repanfinfla, y la verdad teniendo en cuenta que un billete cuesta sin el descuento 3.45€ creo que bien podrían adecentarlos.
    Asi que como tu bien dices, ande yo caliente…..

    Me gusta

  2. Ejemplos, a centenares… Como bien dices, la prioridad es uno/a y, el que venga detrás…

    Me gusta

  3. drlopezvega dijo:

    Entre las grandes enseñanzas de mi vida se cuenta la de haber presidido una ´comunidad’ de vecinos durante 1 año. (Una urbanización de pelo medio-alto, con 60 co-propietarios, que deben hacerse cargo por turno aleatorio, 1 año cada uno.) La experiencia roza lo inenarrable, a pesar de lo cual me encantaría repetirla, tan solo por la certeza de que seguría vivo dentro de 60 años. Fuera de eso, insisto, fue ‘alucinante’ constatar la estupidez que alcanza el individuo (acaso admirable) cuando se diluye en la piara.

    Recién vengo de pasar unos días en el Maestrazgo turolense. Un pueblo bellísimo (Cantavieja) poco más de 20 km de otro igualmente digno de ver (Mosqueruela). Los separa un pinar espléndido, mejor dicho ESPLÉNDIDO, donde jamás pensarías encontrar más que setas, liebres, etc. Pues bien, te encuentras botellas de plástico, latas de refrescos, envolturas de aluminio, etc. No muchas -según se mire-, pero sí las suficientes para sospechar que se puede ser tan caminante como idiota.

    Me considero un defensor de lo ‘público’, pues en tiempos de marqueses aquel paraje me estuviera vedado, pero al margen de consideraciones digamos de fondo, la realidad empírica es que al vulgo no hay por donde cogerlo.

    Me gusta

  4. Me apunto Cantavieja y Mosqueruela para un futuro. Y con bolsa para los desperdicios.

    Me gusta

  5. Rosario Ferrà dijo:

    Es triste pero cierto, que algunos parajes se mantiene en fantásticas condiciones siempre y cuando el ser humano no ponga sus zarpas sobre él. De este modo todos quieren, el disfrute, pero en lo que respecta al mantenimiento, que vengan los ayuntamientos a limpiar ¡ que para eso pagamos impuestos!, seguro que todos nosotros hemos oído esa frase cientos de veces, olvidándose los provocadores que el municipio de algún lugar que esta siendo maltratado, como ellos hacen, es el suyo tambien. Así que lo que no quieras para ti……
    Creo que quizá habría que plantear que el mundo es nuestro hogar y que lo del“ efecto mariposa”
    es real.

    Le gusta a 1 persona

  6. Pilar Bonilla dijo:

    Y podríamos seguir con tantos y tantos ejemplos!. Yo sigo utilizando el título de un artículo tuyo, y que voy variando según la temática: Si los incívicos volasen no se vería el sol. Y aplíquese a políticos y ciudadanía. Besos querido Gustavo.

    Me gusta

  7. Mónica dijo:

    Suscribo TODO lo que se ha dicho arriba.
    Si utilizaba poco el autobús público, creo que ahora ya ni me lo plantearé, con lo de los chinches he tenido suficiente (alucino).
    Y por aportar algo más ¿qué me decís del mar?

    Me gusta

  8. Joseba dijo:

    ¿Más leyes?¿es que no hay suficientes?. Particularmente creo que hay legislación sobre casi todo. Lo que falta es coraje para hacerla cumplir y un poco de educación para cumplirla. No más legislativo, gracias. Mejor judicial y mejor ejecutivo.

    Me gusta

  9. Ejecutivo, efectivamente, pero malo cuando quienes debieran ejecutar debieran, en muchas ocasiones, aplicarse el cuento a sí mismos…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s