LA POLIVALENCIA DEL Dr. SCHÖLL

scholl 1El tal William Mathias Schöll, nacido en el siglo XIX, era un podólogo que, tras estudiar medicina, fundó su propia Compañía para comercializar objetos y productos varios no siempre relacionados con los pies. Murió hace 50 años y, sin embargo, los anuncios con su nombre como marchamo de calidad siguen martilleándonos, bajo la presunción -ya evidencia- de que para muchos nos hemos convertido, de ciudadanos, en meros clientes.scholl 6scholl 7

El nombre de Dr. Schöll etiqueta de lo más variopinto: desde sandalias, zuecos y katiuskas, a medias, máscaras de noche y desodorantes o remedios para dolencias podales varias: antiverrugas, limas para las durezas, plantillas, tijeras o un tratamiento antimicótico (para los hongos) que no cuenta entre sus componentes con sustancia alguna de eficacia reconocida. Quizá sus propuestas fuesen, 100 años atrás y a más de novedosas, honestas, lo que no puede afirmarse a dia de hoy, convertido en imán publicitario sin refrendo convincente.scholl 9Todos mis respetos a Schöll y su envejecido negociete cambiado de manos, pero que a día de hoy nos sigan con el tal Doctor es, ante todo, una operación de marketing que promociona un batiburrillo sin garantías. En pocas palabras: a poco que se investigara, podría concluirse que la firma tiene poca credibilidad y, si me apuran, bastante de componenda. A este paso, podría ser que, cualquier día, nos salga Hipócrates avalando quién sabe qué.

 

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Opinion, Publicidad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LA POLIVALENCIA DEL Dr. SCHÖLL

  1. Rosario Ferrà dijo:

    Ante todo, los productos Schöll son increíblemente caros, de firmas españolas en caso de haber el mismo producto las puedes comprar igual de buenas y a un precio más ajustado.
    Si que hay un producto de Schöll que funciona y son como unos parches para los talones si te hacen llaga los zapatos, funcionan, te los pegas y no se caen hasta que la llaga en caso de haberla se ha curado, ¡ ah! bueno y si los pies no transpiran demasiado.
    Ya se sabe, vendes tu nombre y ya no eres dueño de lo que hagan con el, ni tú ni tus descendientes.

    Me gusta

  2. Eso es lo que, en mi opinión, sucedió con Schöll, cuyo nombre emplean como garantía de excelencia, más de un siglo después…

    Me gusta

  3. Mónica dijo:

    Qué curioso. Hace un par de días encontré en un armario de baño un esmalte hidratante para uñas o algo así del Dr Schöll que no era mío y lo tiré, pensando que no sería barato pero que no me resultaba útil…
    Me imagino: Dr Catalán, Dra Cholvi… Me da la risa

    Me gusta

  4. ¿Y si lo hacemos? Seguramente saldríamos de pobres… Pero como no somos podólogos, ¿a qué porción nos dedicamos?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s