SÓLLER: UN PLACER MÁS ALLÁ DEL PAPEL

Teclado de ordenador, bloc de notas, ideaEscribir puede acabar en vicio como si de una droga se tratase; organizar tu vida en torno a él y asumir como inevitables sus efectos secundarios: insomnios, angustias y horas de soledad en pos del proyecto aunque no lo sepas definir con exactitud. Otros afectados por el mismo síndrome han dicho que sólo cuando no sabes quién eres te pones a escribir (Magris); que escribir es llorar, matar la vida o, si de un texto largo se trata, algo parecido a ir de rodillas desde Vladivostok a Gibraltar.

Con todo, dejar que la historia que llevas entre manos se apodere de ti, supone experimentar sensaciones indescriptibles que, a lo que he podido comprobar, ninguna otra actividad puede brindarte. Es un esfuerzo en el que nada cuenta excepto la propia decisión de seguir y, por remedar el epitafio en la tumba del poeta Pedro Garfias, La soledad que uno busca / no se llama soledad por más que, en ocasiones, ansíes un soplo de aire y eso es precisamente lo que el otro día me ocurrió. Les cuento. Soller 7Tras veinticinco años, retomé hace unos meses una historia abandonada en la carpeta de los esbozos durmientes. El protagonista de la misma, peculiar sujeto al que en su día conocí, era oriundo de Sóller, un pueblo en la costa de Mallorca y que yo sólo conocía de pasada. ¿Y si fuese allí? -me planteé-: intentaré revivirlo en su propio terreno y, de paso, me tomo un respiro…sollerAsí lo hice y ni les cuento del placer: imaginarlo en cualquiera de aquellas calles recoletas, junto a una iglesia en medio de la plaza que da gloria verla, quizá sentado en el mismo bar donde nos detuvimos y, por ende, mi relato inserto en aquel mundo real y en movimiento. Soller 2Alguien afirmó que el bienestar se convierte en energía y quizá por eso la sentí, renacida, tras retomar boli y papel. Tan agradable la experiencia, que me propongo repetirla aunque sea con base en las lecturas e independientemente de la afición por escribir. Me quedan en el tintero y amén de otros muchos sitios, Comala, Macondo o Agua Santa… Y descarto Yoknapatawpha por mi mala pronunciación y es que, caso de perderme, nadie entendería dónde diablos quería llegar. En cualquier caso, estén mis destinos donde estén y, al tiempo que ejercito las piernas, intentando conjugar imaginación con el estímulo de lo tangible. ¡Escribir y viajar…! ¿Alguien da más?

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista digital de Los Ángeles "Palabra abierta". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Artículo, Literatura, Opinion, Viajes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a SÓLLER: UN PLACER MÁS ALLÁ DEL PAPEL

  1. xavier bosch dijo:

    podemos tener el próximo encuentro en soller

    Me gusta

  2. Un pueblo precioso. El inconveniente es que está a 25 kms de Palma…
    Que fa la Lali? Y Molt bon any nou.

    Me gusta

  3. Cristina dijo:

    Más bello aún si llegas hasta allí en tren, meciéndote con su caracterísco andar…y el traqueteo retumbante con cada túnel que atraviesa…Creo adivinar, Gustavo, sobre qué pista andas…
    Un saludo.

    Me gusta

  4. Nuestro antiguo enfermo Casasnovas… E intervendrá Martina. Termina como tu nombre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s