LA SINRAZÓN, A SUS ANCHAS

fe He visto en días pasados a gentes encapuchadas, con velas encendidas a plena luz del día y en procesión, descalzas, arrastrando cadenas por los tobillos y anteponiendo, supongo, la penitencia al riesgo de heridas e infecciones. Portando cilicios y, en otros lugares,  dándose de latigazos. Nunca mayor acierto que el del recientemente fallecido Jorge Wagensberg al afirmar que, en lugar de convicciones sólidas, mejor líquidas o gaseosas, aunque sigan abundando quienes prefieren las creencias al pensamiento y, en el extremo, la banalidad de una mascarada que las subraye.fe 9

Sacralizar la sinrazón con base a dioses o fantasmas -fantasmadas, mejor-, es lo que subyacía también en el sartriano consejo referido en su día a los Gulag soviéticos: “Aunque sea cierto, no hay que hablar de ello” y, en parecida línea, desde las manifestaciones religiosas sin entrar en el fondo de la cuestión, al esperpento que supone el procés. Y espero que entiendan que la contemplación de un espectáculo me haya llevado al otro aunque sólo sea por la similitud fonética entre procesión y procés. En ambos casos, representación teatral por sobre evidencias o su ausencia, primando las emociones y ocupando el lugar que debiera presidir el sentido común.fe 5

Frente a soberanismos y cofradías exhibiéndose al unísono, sólo me cabe concluir que la fe puede anidar también en el laicismo y nublar la deseable objetividad en los análisis. Entre vestidos de capirote e investiduras fallidas y sabidas de antemano, exhibiendo unos y otros, en lugar de argumentos, sentimientos para la adoración y el aplauso, deduzco que Fernando Vallejo dio en el clavo con su conclusión: “Iglesia y política, roñas incurables”. Siempre, claro está, que la deriva catalana pudiera tildarse de política, lo que a mi juicio no es el caso.

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista digital de Los Ángeles "Palabra abierta". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Iglesia, Opinion, Política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a LA SINRAZÓN, A SUS ANCHAS

  1. Gustau dijo:

    O sea, los que se manifiestan por el procés son tontos de capirote: irracionales y obnubilados cual caperuzos de Semana Santa. Insultar a quienes no comparten tus creencias no me parece la mejor manera de encarar un debate político (ah, no! que para ti ni siquiera se puede tildar de político…).
    Allá tú, pero no pretendas situarte “au dessus de la melee”, porque tan irracional como el procés ha sido la reacción contra el mismo, aunque se intente disfrazar esta última de “sentido común” (por cierto, la coletilla favorita de un tal M. Rajoy).

    Me gusta

  2. Yo, tocayo, no albergo creencias sino opiniones. Mi opinión es que se precisa de un debate político que no dispone de los interlocutores adecuados; ni unos ni otros. Y la reacción frente al procés no ha sido irracional sino la defensa de una ley vigente y democrática. Sin embargo, me parece que no es éste el foro adecuado para el debate entre nosotros. Dispondremos de mejor escenario cualquier día de estos.

    Me gusta

    • Gustau dijo:

      La defensa de la ley no es una virtud en sí misma -leyes tienen tanto las democracias como las dictaduras. Luego la cuestión real es si es más o menos democrático quien ha convocado un referendum con el apoyo de la inmensa mayoría de su electorado (los votantes de Catalunya) o quien lo ha prohibido con el apoyo de la suya propia (los votantes del resto de España), suspendiendo de paso el parlamento votado por TODOS los catalanes y prohibiendo que se elija president a quien previamente se había autorizado a concurrir.

      Entiendo que no nos pondremos de acuerdo en esto, pero creo que sería de justicia reconocer que, cuando menos, es un debate políticamente legítimo y no una ocurrencia de caperuzos abducidos. Es que los menosprecios ya cansan y no ayudan a debatir de buen rollo, condición indispensable para que no se indigeste la tertulia o el contundente cocido.

      Me gusta

      • Pilar Bonilla dijo:

        Gustau, el debate es absolutamente legítimo. De menosprecio te puedo asegurar que he sufrido muchos interviniendo con respeto y partiendo de la premisa que he sido una defensora a ultranza del derecho al referéndum con Catalunya y también en el País Vasco. Ahora bien, que repitáis como un mantra lo de la “inmensa mayoría” no es aceptable os guste o no es así. El día 6 de octubre, repito desde la honestidad que siempre llevo a rajatabla, fue un acto antidemocrático absoluto. Enfrentarse a quienes conocemos bien de esta manera era abrir la puerta del 155. Creer que Europa iba a apoyar era, o una ingenuidad increíble o una huida hacia adelante abriendo muchos enfrentamientos muy serios ¿Sabes lo que significa que te digan generalizando”vosotros los españoles no os deshacéis del PP”. Y esto no lo opino hoy, lo vengo repitiendo desde el giro dado en esa fecha. O somos demócratas para todo o no. Saludos.

        Me gusta

  3. Rosario Ferrà dijo:

    Muy contundente tu escrito, no de dejar k.o. sino como lo sería un buen cocido, contundente.
    Me gustaría dejar aquí mi opinión pero visto lo visto ni me atrevo, no soy ni tan valiente ni tan diplomática como para aguantar quien se dirija a mí en el tono en el cual se han dirigido a tí.
    No puedo más que reiterar lo que ya te dije una vez, eres valiente.

    Me gusta

    • No Rosario; valiente no, pero si uno no pudiese exponer sus opiniones en la vida, ésta no merecería ser vivida… En este tema hay demasiado sentimiento interpuesto y discrepar levanta ampollas, pero sólo de la polémica se siguen avances; incluso de la polémica con uno mismo. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Pilar Bonilla dijo:

    Ya en otra entrada escribías sobre el tema del procés, y tu tocayo se sintió aludido como en esta ocasión, también intervine. No me importa repetirme. Actos de fe, así he ido calificando a diestro y siniestro cuando no hay posibilidad de debate o cuestionar desde la máxima honestidad y crítica en temas que resultan espinosos. A mi no me importa nada que los que son religiosos sigan sus creencias o gustos, lo que sí me parece intolerable es que se pague de mi bolsillo, y no digamos cuando hay “menestros” dando la nota. Asimismo, me ocurre con quienes quieren decidir cuando no tienes apenas la mitad de habitantes de una Comunidad, y a la que he apoyado en todas las insultantes acciones que se han realizado contra ella. Gracias por mencionar al Profesor. Besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s