METÁFORAS DEL VIVIR

pasaje 4  Estoy con Borges cuando sugirió que sólo hay unas cuantas metáforas esenciales y, entre ellas, el tiempo como río y su discurrir.Por extensión de ese fluir del agua como remedo de nuestra propia vida, me ha dado por pensar que la naturaleza entera, desde los sedimentos y estratos que pisamos y nos conforman (la memoria) a lo que ocurre sobre nuestras cabezas, de la luz a la noche, todo es pasajero y cambiante como el mismo existir, líquido en su tránsito.pasaje

Nubes, lluvias o arcoiris, brisas o tormentas, todo se deshace o se derrumba, que decía Hölderlin. Cualquier cosa que suceda, al poco se desdibuja, evanescente como nosotros mismos; nacimiento y fin como remedos del alba o el ocaso, surgidos ambos para terminar suplantados como la vejez hará con la infancia… pasaje 1Bajo tal perspectiva, una cierta relativización quizá debiera incorporarse a cualquier análisis y para ello basta con mirar en derredor. La otra tarde y de paseo al borde de la playa, me detuve un rato para contemplar, abstraído, las enormes olas. Se acercaban erguidas y amenazantes, enarbolando sus blancos penachos, iracundas de espuma hasta romper sobre una arena removida y arrastrada por la inclemencia sin matiz, sufrida… Un agresivo espectáculo el de aquel mar bravío que no daba tregua y sin embargo, cuando se retiraba, se diría que no había cambiado nada. pasaje 6

Mucho ruido y pocas nueces si se tomaba la precaución de observar la escena a una prudencial distancia. Pasados un par de días, las aguas tranquilas se habían reconciliado con la arena y ambas convivían sin ruido. Con ganas de divagar, me dió por equiparar lo visto con las tormentas políticas: de Cifuentes a la abortada moción de censura, de Rajoy a Puigdemont, de Jong-Un a Trump… Ganas de rizar el rizo, seguramente inspirado por los de las olas, días atrás. Resultará que para predecir el futuro bastaría con atender a lo que nos dicen, metafóricamente, claridades y sombras; bonanzas y huracanes… Sin dramatizar porque, a la tempestad, sigue la calma.

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión durante 21 años, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista digital de Los Ángeles "Palabra abierta". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Artículo, Opinion y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a METÁFORAS DEL VIVIR

  1. Cristina dijo:

    Si se puede decir que un artículo es “bonito”, lo digo de éste; y lo afirmo porque no son sólo palabras entrelazadas con un sentido. Comparto que la mayor parte de cosas son efímeras, y quizás, como nosotros mismos .

    Me gusta

  2. La mayor parte sí, pero no todas. Los recuerdos que ambos compartimos, por un decir…
    Un abrazo.

    Me gusta

  3. Pilar Bonilla dijo:

    Hermoso Gustavo. Aunque me has roto el hechizo en tu divagación última con unos personajes zafios, caramba. Besotes!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s