¿PAGAN LAS HUELGAS LOS INOCENTES?

a 1          Nada que objetar, ¡faltaría más!, a las huelgas para reivindicar derechos conculcados. Sin embargo, paros y movilizaciones debieran, por cuestión de ética y estricta correspondencia, afectar a quienes por acción u omisión son los causantes de la protesta y no, como sucede demasiadas veces, elegir las respuestas o fechas que provoquen las mayores molestias a una ciudadanía que no es en ningún caso copartícipe ni responsable de los agravios en cuestión.  Aunque solo fuese porque, como dijera un filósofo en la antigua Grecia, sigue siendo mejor sufrir la injusticia que cometerla.

Los ejemplos de cómo se utiliza la población a modo de instrumento, ariete y arma de presión, son el pan de cada día: desde pilotos o controladores eligiendo las épocas  de mayor trasiego aeroportuario para las cancelaciones, a las huelgas ferroviarias de estos días o suspender la recogida de basura, determinación pospuesta por ahora pero que en anteriores ocasiones ha dejado los espacios comunes hechos unos zorros. a 6Planificación tan cuestionable y desenfocada, cuando no toma por único objetivo poner contra las cuerdas a la correspondiente patronal, como lo sería que las huelgas sanitarias – por insuficiencia de medios, congelación salarial, jornadas laborales impropias…- afectase  a la atención de los usuarios y la operatividad en los servicios de Urgencias más allá de unos servicios mínimos (caso de aceptarse) siempre precarios; que la policía, con efectivos inadecuados, decidiera no frecuentar las zonas más conflictivas o los dueños de bares, vistas las restricciones por lo que hace a sus terrazas, cerrasen los W.C. que, dada la incomprensible carencia de retretes públicos, suponen a día de hoy la única alternativa para evitar que se multipliquen los chorros de orina en portales y esquinas.a 3

¿No podrían los colectivos en paro, presunta o ciertamente ninguneados, actuar selectivamente contra los empresarios o administraciones correspondientes? a 8Porque ya me dirán qué culpa tiene ése/a que no pueda llenar su depósito de gasolina para acudir al trabajo; quien deba desplazarse en tren o avión mediante, el que haya de comer en un hospital cuyo servicio de cocina anda de brazos caídos o, por no hacer la lista interminable, el transeúnte con su vejiga pidiendo auxilio. Como dijera Canetti, el escritor, ¡Cuántas injusticias se cometen para ser justos una vez! En consecuencia, debiera llamarse a capítulo a quienes se pasan de rosca: sean empresas o, en aras de lo anterior también, y más de una vez, a los huelguistas.

 

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista digital de Los Ángeles "Palabra abierta". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Justicia, Opinion y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a ¿PAGAN LAS HUELGAS LOS INOCENTES?

  1. drlopezvega dijo:

    Propongo la que tal vez sea la cuestión nuclear: la llamada empresa pública, ¿es en realidad una empresa? Si me pongo en plan monosílabo, me sale un ‘no’. Diría yo que la empresa es aquella organización que se diseña y subsiste por un BENEFICIO crematístico, que a la postre es de ALGUIEN. En cambio, la ‘empresa’ pública acarrea más bien GASTOS y el propietario es el batiburrillo que se denomina ‘sociedad’.

    Visto así, si hago huelga en una empresa de las de verdad, y la empresa deja de producir/vender, resulta que el DUEÑO -que no soy yo- sufrirá una merma de sus ingresos y quizá le dé por cambiar de actitud. Ahora bien, si hago huelga en sanidad, en el metro, en la educación… ¿a quién coño estoy perjudicando? La metáfora más socorrida es la del cazador que dirige su arma contra su propio metatarso.

    Visto así, y yendo más al fondo, ¿deberían tener derecho a la huelga los trabajadores públicos? Con afán monosílabo, también me inclino hacia el ‘no’. Los tipos, entre los que me incluyo, gozan de una prebenda que se llama estabilidad: la sociedad entera les pone a cumplir un deber para la sociedad entera. No hay más beneficio que el mutuo, ni más empresario que el ‘todos a una’, de modo que no tiene sentido una huelga para perforarse el metatarso.

    Me gusta

  2. De acuerdo en que la valoración habría de ser distinta según se trate de empresa privada o administración pública. Por otra parte, ¡el metatarso duele…!

    Me gusta

  3. Ignacio Catalan dijo:

    En esta ocasión no puedo estar de acuerdo. La huelga es un derecho reconocido cuyo objetivo no es afectar directamente al presunto causante del agravio, sino conseguir que se revierta la situación. En el caso de los trabajadores públicos, la fuerza se ejerce molestando al empleador, es decir al estado, en cualquiera de sus formas. Y el estado sólo es presionable mediante un perjuicio directo a sus votantes. Obviamente el sistema es injusto; como lo es la democracia hacia las minorías que jamás tendrán representación.

    Me gusta

    • drlopezvega dijo:

      ‘El Estado’… Suena a hidra kafkiana, una infinidad de pasillos desangelados, despachos grises y cartapacios polvorientos, sometidos a normas incomprensibles. Suena a cosa remota, deshuesada, deshumanizada, como un brazo ejecutor al servicio de no se sabe qué cerebro. En lo que me atañe, ni siquiera en mi faceta de trabajador público me siento parte ni contraparte de ‘El Estado’: doy por hecha su existencia, pero es una presencia muy ausente.

      Tanto que, si un celador hace huelga, no molesta a ‘El estado’, sino a mí. Si no logra su objetivo, la pregunta es ¿para qué?, pero si lo alcanza, mi hemisferio contribuyente preguntará ¿por qué?

      El trabajador público goza de una prebenda no pequeña: la estabilidad. Personalmente, creo que a la larga es un rasgo ominoso, pero de hecho marca una diferencia sustancial con la empresa privada. Allí se juegan las alubias todos, el dueño y el trabajador, y entonces tiene sentido la huelga y sus dimediretes. ¿Sucede lo mismo en la función pública? A mi juicio, no, de manera que la huelga es intrínsecamente absurda.

      Me gusta

  4. No se cuestiona el derecho a la huelga, sino, en ocasiones, el método (injusto a veces, como dices). Y seguramente, de tomar en mayor consideración el perjuicio causado a una mayoría, podrían arbitrarse mejores alternativas, que no pasan necesariamente por poner “al Estado”, en general, contra las cuerdas. Puede haber responsables directos, alcaldes o concejales…

    Me gusta

  5. Pilar Bonilla dijo:

    Yo también cuestiono una parte de lo que escribes, porque ¿cómo se puede ser selectivo a la hora de hacer una huelga?. De acuerdo en diferenciar la empresa privada con la Administración, aunque creo que os olvidáis que la última hace ya muchísimas subcontratas, y, por cierto, con empresas que actúan de forma irregular, y, sin embargo, en los concursos públicos solamente a nivel del personal exige que el personal continúe en la que gana el concurso: ¿Puede la Administración hacer dejación que dichas empresas cumplan con las normativas reglamentarias?, pues ahí vienen muchas huelgas o amenazas de ellas en el ámbito que conocemos.
    ¿Qué existe mala fe en muchas convocatorias? lo confirmo, muchas veces a nivel de presión política. Y en estos momentos recuerdo la convocatoria que han realizado las que se autodenominan “las kellys” en Ibiza, ¡qué hay que tener valor!, pues aún así ya han denunciado presiones de los hoteleros.
    Por último, yo que hice las dos últimas huelgas generales, tanto al Psoe, como al PP, por las reforma laboral, ya me habría gustado que todos los que trabajábamos en ella hubiéramos asistido masivamente…a lo mejor podríamos haber hecho rectificarla.
    Una huelguista declarada 🙂

    Me gusta

  6. Es que yo, Pilar, no cuestiono la legitimidad de las huelgas, necesidad o su oportunidad ante la ausencia de alternativas… Sólo una planificación que en ocasiones sería modificable con el objeto de intentar conseguir las reivindicaciones planteadas pero molestando menos; sobre todo a quienes no son en absoluto responsables del estado de la cuestión… Creo que a los sindicatos les falta un algo de imaginación…

    Me gusta

  7. catigallardo dijo:

    En este caso me siento dividida en opinión sobre esta situación ,, se hace necesario presionar para que sean oidas nuestras reivindicaciones ,,, y es sabido por el colectivo de sanidad en todos sus estamento que más que necesario y asi y todo no siempre se consigue algo sumamente necesario para mejorar las controvertidas necesidades de ese colectivo ,,,,,,, Cierto es que en algunos sectores son muy molestas las protestas o huelgas ,, pero es la única forma de presión que tenemos los que trabajamos bajo tutelas poderosas para ser oidos que no atendidos ,,, en los demás sectores como controladores ,, pilotos y cualquier servicio público aún siendo molestas dime como hacer para que sean oidas o atendidas las mejoras ya sean horarias o salariales,,, donde esta la exactitud para molestar lo menos posible al usuario (que también lo somos tú ,,yo y muchos más ) y que una vez conseguidos esas mejoras son agradecidas por un buen número de sus usuarios ??? Si los que manejan las normas de los distintos servicios fueran tan avidos de poner al corriente, revisar y poner al dia salarios y horarios no haría falta recurrir al incomodo parón que solo es una molestia para todos pero los que tienen transportes privados eso no les preocupa ¡¡¡ después el que consigue encontrar una mala solución pero valida para tapar bocas,,, lo predica como una triunfo de saber tomar la decisión adecuada que no siempre es la más lógica es un ,,tapa bocas pero que conseguirá calmar a la población tan conformista aunque siempre lleva algún as que no hemos deslumbrado … sobre otros establecimientos me imagino que cada uno conoce sus carencias y dimensiones que le afecten para sus negocios ,,, los bares y demás sitios lúdicos también deben tener sus razones más o menos necesidades ,, para contentar a unos no cabe duda que es un incordio para otros,, las de transportes imagino las molestias para los que solo disponen de ese medio para sus desplazamientos,,, pero me reitero todo tiene una parte molesta y si el resultado es positivo es la parte positiva de la protesta ,,,,, Interesante relato pero nesesario en ocasiones … Siempre un placer y satisfacción leerte saber exponer como lo haces ,,,

    Me gusta

  8. Pilar Bonilla dijo:

    Gustavo, querido, me refería precisamente a la fórmula que propones, puesto que no veo la manera que se puedan lograr sin que hayan terceros perjudicados, conociendo cómo es de insaciable el mundo empresarial y la facilidad que se tiene en la Administración, dónde no se juega con el despido. En absoluto creo que lo hayas hecho a si es legítimo o no, y tampoco soy una adalid defensora de los sindicatos, especialmente los de la Administración. La imaginación, cuantas cosas podría arreglar ¿Eh?. Besosssssss

    Me gusta

  9. A modo de reflexión general y dirigido a todas las/ los comentaristas, parece que se trata de un tema que despierta opiniones contrapuestas, con un sinfín de matices y de eso se trata: de promover el debate sin que las posturas, sean cuales sean, se sigan de una etiqueta, lo que es habitual en nuestros días. Huelgas: ¿hay distintos modos de enfocarlas para presionar? ¿En todos los ámbitos? Las preguntas no implican obviamente la necesidad de posicionarse a favor o en contra de las reivindicaciones laborales, en las que supongo que una mayoría estamos de acuerdo. Sin embargo, cada uno, y en su terreno profesional, quizá podría sugerir modos de presión distintos a los usuales… En mi caso y de tratarse de sanidad, en el ámbito hospitalario, creo que podría sugerir posibilidades varias con menores molestias a los usuarios, e imagino que cada cual, en el ámbito que mejor conoce, tres cuartos de lo mismo. Pues de eso se trata y, en dicha línea, creo que los sindicatos, a más de haber perdido fuelle, están faltos de nuevas ideas para enfrentar los retos actuales… ¿Deberían ficharme? Pues quedo a la espera de propuestas, je..je..

    Le gusta a 1 persona

  10. catigallardo dijo:

    Los sindicatos han perdido algo más que fuelle ,, han perdido la confianza de una gran mayoria de afiliados por su incapacidad de gestión ,,, desde el gran escándalo de los eres,,, y detectar ciertas irregularidades en sus cuentas o tratados con la patronal ,,,… Vayamos a lo que nos referiamos a las huelgas por reivindicaciones ,,, seria genial que dieran forma de reclamar cuestiones que fueran buenas sin molestar a los usuarios ,, en eso tienes toda la razón porque esa molestia repercute en los que desarrollamos el trabajo con enfados,, puesto que recaen a quienes damos la cara no a los que están detrás ,, y eso sabemos que era tal cual … y me imagino que en otros ambitos las cosas las cosas se complican aún más ,,,, de todas formas como bién dices lo que importa es como expones tus escritos siempre claros y brillantes ,,,,

    Me gusta

  11. Pilar Bonilla dijo:

    Mem, todavía no conozco que exista una figura sindical una vez jubilado o en mi caso jubilada…A lo mejor, y, tirando de la imaginación, se podría hacer algo como los Eméritos 🙂

    Le gusta a 1 persona

  12. Complicadísima cuestión la que platea, sobre la que cualquier razonamiento medianamente serio podría tener su parte de acierto y su parte de error.
    Eso sí, yo me apunto sin titubeos a ese antiguo dicho socrático sobre el sufrir o cometer la injusticia que muy acertadamente cita. Y como defensor siempre del más endeble, que en estos casos lo es el que pasaba por allí por ignorancia, falta de previsión, o porque no tenía más remedio, a favor del inocente.
    Me temo que solicitar un mínimo de sentido común a convocantes, seguramente cargados de razones, pudiera parecer una temeridad. Como también pedirles a los sufridores resignación no dejaría de ser más que una solemne estupidez, cuando esa resignación no es tal si viene impuesta a la fuerza por terceros. ¿Y entonces? Pues imagino que algo así como resucitar al viejo Salomón, y exigir a los de su colectivo que cumplan con su obligación sin que les tiemble el pulso, sin pretender ser ni los más simpáticos, ni los más populares, ni los más pretenciosos y por ello inútiles del lugar.
    Que cumplan con su obligación, repito, con la firmeza que debe conllevar la ponderación de su propia actuación. Que exijan responsabilidades si las hubiera por actuaciones que sean extralimitaciones flagrantes. Y que dejen en evidencia ante los legisladores aquellas leyes que pudieran exigir de una puesta al día. Es decir que cada cual aguante su vela, pero en un barco común, sin matones ni privilegiados.

    Le gusta a 1 persona

    • drlopezvega dijo:

      Hubo un paro de controladores aéreos que provocó un caos más que soberano en plenas Navidades. El ministro, apodado ‘Pepiño’, les amenazó con juicios sumarísimos e incluso con la excomunión. ¿Qué pasó? Nada. (Nada que se sepa, pues las noticias es lo que tienen, una fugacidad hermanada con rigor tirando a escaso.)

      Pues todos los años igual. Unos en verano, otros en Navidad, otros en los puentes más señalados, justo cuando le hacen más daño a… ¿A quién, exactamente? Pues al usuario, que es pagano por partida doble. Paga un billete para que los beneficiarios del billete le manden a tomar por retambufa. Eso sí, por su bien. (Siempre a largo plazo, naturalmente.)

      Le gusta a 1 persona

  13. Una reflexión la suya en la que estoy básicamente de acuerdo. Como apunta, complicada cuestión que daría para un libro… Saludos cordiales.

    Me gusta

  14. Arturo Ros Beloqui dijo:

    Siempre leo tus opiniones y me gustan pero resulta difícil añadir algo Gracias por tu respuesta sobre el cigarro electrónico creó que como bien dices tendrían que hacer seguimiento a las tiendas que lo venden pues es allí donde te ofrecen los componentes nocivos yo lo veo en Marbella donde Maria compra todo ya que aquí casi no hay nadie vendiéndolo Seguire tus comentarios ya lo he comentado en mi entorno Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s