EL TURISMO: ESPEJO DE NUESTRAS ANDANZAS

turista 13    Cabe observar, sin pretensión de convertir la hipótesis en axioma, que los viajes eran tiempo atrás desplazamientos en busca de cultura y mayor conocimiento, mientras que hoy lo son, principalmente, para huir de amenazas varias (emigración) o para conseguir, si turismo, distracción y placer. En esa segunda motivación andamos muchos a quienes la vida nos ha sonreído y tenemos en consecuencia la posibilidad de evitar, -euros mediante-, la insensatez que en opinión de la Yourcenar, una de mis escritoras favoritas, supondría acercarse a la muerte sin haber dado siquiera una vuelta por la cárcel que nos alberga.

Desde esa privilegiada posición es dado opinar, con conocimiento de causa, sobre un fenómeno de masas cuestionado por el deterioro ambiental que puede ocasionar, agobiante a veces y por otra parte sostén económico para muchas regiones y colectivos. turista 3Quienes nos visitan tienen mucho en común con la mayoría de quienes denostan/mos de ellos cuando cerca del propio domicilio, y de ahí que observarlos sea también, en buena medida, vernos reflejados en alguna que otra de nuestras escapadas. Y su deambular en grupo, la molestia que puede suponer ser interrogados mapa en mano, que ocupen nuestro recoleto bar o hagan de carreteras y aeropuertos campos de concentración, no es sino remedo siquiera parcial de nuestro propio hacer. Y una buena lección para cuando convertidos, como ellos, en protagonistas y causantes de las molestias -y también fuente de ingresos- para los oriundos.turista

Dejémonos, pues, de ver únicamente la paja en ojo ajeno y considerar el turismo, con Cèline, como un vértigo para gilipollas si no somos nosotros los desplazados a un perímetro distinto al que habitamos. turista 8Querríamos flâneurs de libro: paseantes silenciosos, casi invisibles, gastando lo indecible pero en modo subrepticio, sin ruidosas maletas por sobre el empedrado de la calle ni ocupación de mesas y asientos. Pero muchos de entre ustedes, y yo, nos parecemos a ellos. En consecuencia sólo cabe pedir, en tanto no se regulen las afluencias con criterios que nunca complacerán a todos,  educación, civismo, tolerancia… La misma que quisiéramos cuando seamos nosotros los visitantes y tras asumir que el peor viaje es, sin duda, el que quedó en el tintero.

 

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista digital de Los Ángeles "Palabra abierta". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículo, Opinion, Viajes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a EL TURISMO: ESPEJO DE NUESTRAS ANDANZAS

  1. Rosario Ferrà dijo:

    Reconozco que en gran parte tienes razón, pero a mi modo de ver el problema se genera cuando el turista no respeta la zona a la que va.
    Si te mueves por una urbanización, barrio donde ves que es evidentemente familiar, no puedes forma unas algaradas que no permitan descansar a los vecinos.
    Antes estaba la cosa muy marcada,
    Juerga- S’arenal
    +Juerga – Magalluf
    Familiar+ deportes+ pintoresco- Costa norte. Esto incluye Alcudia, Pollensa, Cala San Vicente, Soller,etc.
    Prohibitivo a no ser que fueras adinerado – Formentor y Costa de los Pinos
    Luego quedaban los intermedios, Cala Mayor, Illetas.
    Negocios-Palma Ciudad.

    Visto así puede parecer que había ghettos, pero cada viajero sabia lo que se encontraría cambiando de zona, ahora , en tu piso de al lado se meten 25 y no puedes hacer nada por que en tu casa solo sois 4 y a ver como plantas cara a una caterva de exaltados por el alcohol.
    La política del“ hacer lo que me da la gana por que no me reconoce nadie” no es exclusiva del turismo de bajo presupuesto, puedo dar fe de ello, así que quizá un poquito de distancia hacia esos grupos que vienen en plan Atila sería necesario.
    A propósito de los mapas y planos,¿ no te has fijado que desde que usan Google Maps van más perdidos que un pulpo en un garage?

    Me gusta

    • drlopezvega dijo:

      Hará veinte años, conocí a un ingeniero holandés, hijo único de progenitores cuarentones, que vivían a 45 km de Amsterdam. Pues bien, la cosa era que ¡nunca habían ido a Amsterdam! Su vida se ciñó a la granja y las inmediaciones más estrictas, en todos los sentidos del término ‘estricto’.

      Hombre, no abogo yo por tanto ascetismo, pero tengo la sospecha de que mucha gente viaja sin propósito ni sentido alguno. De hecho, no viajan, sino que meramente se desplazan, para reproducir fielmente sus costumbres -las mismas- o, peor aún, para adoptar unas costumbres que en su casa les parecerían simplemente vergonzosas.

      Expuesto el problema, lo jodido es atajarlo. Primera medida: luchar decididamente contra el turismo low-cost. Nada de barato, barato. Si quieres viajar, adquiriendo sus obvios beneficios, ¡a pagar! Es absurdo que sea más barato estar 7 días en Nueva York que permanecer en tu casa.

      Segunda: multas gordas, pero gordas, al turista que aproveche la circunstancia para el incivismo. Multa gorda y pérdida del billete de retorno, para que el low cost se convierta en una odisea verdadera, algo relevante que contar a los nietos (si hay cojones).

      Me gusta

      • Dr. López Vega: Un par de medidas a tomar en consideración… Y aconsejar por lo menos un viaje a Amsterdam, ¿no? A no ser que salga más a cuenta largarse a Nueva York…

        Me gusta

      • Rosario Ferrà dijo:

        Hombre… no sé yo si lo de quitarles el pasaporte, no sería considerado secuestro….¿no? Lo de las multas no estaría mal, casi que mejor si les hicieran limpiar/arreglar lo que se cargan.Para el caso de los folloneros no se me ocurre nada peor que entregarles un carnet de no alcohol……

        Le gusta a 1 persona

      • Rosario Ferrà dijo:

        Perdón quería decir billete, en que estaría yo pensando…..

        Me gusta

  2. Me parece que coincidimos: respeto, buenas maneras… Lo que sucede es que, cuando la multitud sobrepasa cierto límite, incluso el susurro, multiplicado por cien mil, se convierte en alboroto…
    Y sí: los vemos consultando el Google maps en cualquier esquina, y te dan ganas de llevarlos cogidos de la mano…

    Me gusta

  3. Rosario Ferrà dijo:

    Siii, que bueno!!!!!!!

    Me gusta

  4. Pilar Bonilla dijo:

    Creo que hay que delimitar, además del deseado respeto, y que por nuestra parte estoy convencida lo ejercemos cuando viajamos, la disparatada actividad que ha surgido de los pisos vacacionales. Añadido al incremento de los precios de alquileres para los residentes, expulsándolos fuera de los centros, estamos conociendo los desmanes en esos pisos, y me refiero, en concreto, al barrio donde teníamos nuestra vivienda familiar en Son Españolet. Cómo es habitual siempre se llega tarde y mal a los problemas.

    Me gusta

  5. Pilar Bonilla dijo:

    Por ejemplo querido. Estuve el año pasado en Ámsterdam, ciudad que, leí hace poco, ha tomado la decisión de no publicitarla, medida que demuestra la preocupación del turismo masivo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Rosario Ferrà dijo:

    Lo que también me parece que sucede aquí en la isla es un poco la apatía típica mallorquina que caracteriza a la “Isla de la calma” no nos metemos en nada ni con nadie, somos más de mirar esperando que el infractor se de cuenta de nuestra mirada recriminatoria, y si, se dan cuenta pero como lo que vale con estas personas es ser como ellos o peor, el león que más ruge es quien manda, pues no se yo si vale la pena ponerse a su nivel, lo cierto es que lo que si funciona es esa fría educación que no esperan encontrar en la gente del sur y si encima le añadimos nuestro fino sarcasmo entonces ya no saben por donde salir.Lo he comprobado, es un pelín perverso pero a veces no te queda más remedio.
    Nada que decir contra los viajeros, gente que de tanto viajar ya son ciudadanos de cualquier sitio y nadan en las diferentes culturas.

    No viene muy al caso pero yo tuve un profesor de religión antiguo misionero, gente curiosa…., bueno el caso es que decía que como iban ellos a predicar nada si antes no se adaptaban a las costumbres de la gente aceptando sus diferentes características.Y tenía razón. De hecho misioneros y comerciantes debieron ser los primeros turistas de la historia. Marineros,conquistadores,invasores etc. no entran en esa categoría.

    Le gusta a 1 persona

  7. catigallardo dijo:

    Como casi todo a cambiado tanto lo que se refiere al turismo no iba a ser distinto,, hace muchos años cuando descubrieron estas islas venia turismo exquisito y buscando conocer la calma que se prodigaba en estas tierras bañadas por el Mediterráneo,, recordemos actores , pintores , y tantos artistas habidos de bellos paraje y tranquilidad,, pero con el progreso y el afán de enriquecerse rápido, los más avispados vieron un filón que se aventuraba muy lucrativo, familias que heredaron terrenos en las costas que su valor era menos que las de cultivo,, hubo serios desencuentros ,, lo que son las cosas pasaron a ser las mas codiciadas a partir del boom turistico , y ay empezo la especulación de la costa de,,, construcciones de grandes hoteles y a invertir sin medida de lo que después,, fue el enriquecimiento para muchos ,, llegada de turismo en masa y de cada vez más , con más competencias y guerras de ofertas para acaparar a más clientes ,,, eso mismo ocurrió en todas las zonas, costeras con más o menos rapidez esta ,, era como una lucha para exprimir la gallina de los huevos de oro ,,,,y en casa se animaron a poner un negocio y aún en Magalluf no habia la fama que después ,,, esto era por ell año 1.983 más o menos ,, un negocio que en su momento fué la admiración de muchos,, en la misma calle de Punta Ballena ,, primero fué Cafeteria más tarde ,, un Pub con música en vivo y lo que más estropeo la zona fué la ambición de muchos y las guerras de hacer unos más que otros ofreciendo la hora feliz ,,, osea el dos por uno ,,,muchos dueños se negaban pero ante la competencia poco a poco todos cayeron en lo mismo,, tal como yo lo vivi paso por todas las zonas turisticas que de cada año lo que venia era de más baja calidad y menos respetuoso ,, parecia que los soltaban para hacer de todo aqui y se degenero la zona,,, refiriendome al turismo de ahora da pena ,,porque se van y no conocen nada de la isla con las maravillosas cosas y cultura que tenemos a todos los niveles ,,, cuando visitamos algún pais creo que el mayor deseo es conocer su historia,, sus costumbres ,, su gastronomia,, esos rincones , y llevartelos además de en fotos en la retina y recrearte con ellos,.. hacer de cada rincon tu propia imagen,, pero eso es mi opinión ,, para hacer lo que ellos hacen mejor quedarse en su pais ,, y no deteriorar la forma que cada sitio tiene de cuidar y admirar su sitio,,,ni es preciso comentar que en cuanto se encapricharon de tan bonito local lo pensamos pero creo que fué una buena decisión ,,, para todos y con esto no voy a entrar de lo que opino de los que nos visitan ,, con la ecepción de muchas personas que si saben admirar de otras formas las islas a esa toda la gratitud por elegirnos ,,,,, ya puedes imaginar que y como podria comentar el aumento de turismo en verano ,,, un abrazo

    Me gusta

  8. catigallardo dijo:

    Nunca se sabe mucho, lo que te permite las circunstancias si eres un poco observadora ,,, por aquellos años era demasiado joven para intuir o adivinar,, sigues lo que se supone que es lo lógico y normal, en un mundo que impera la decisión de otros aunque la opinión propia sirva de poco ,,,, pero cierto que fué un bum turistico que nadie preveia ,,,ese alarde de exito,, que duraria siempre,, ya sabemos que nada es eterno y es bueno ser previsor,,, yo no se si por intuición o porque no era lo mio eso de tratar y estar en la noche tenia las ideas algo más claras que algunas personas aún siendo mayores ,, y decidi estudiar ,, no lo que yo queria porque no habia facultad de medicina en la isla pero algo que se acercara a esa profesión que siempre me gusto no me podia ir fuera porque ya habia adquirido algunas responsabilidades que eran prioritarias para mi ,,,, asi que trabaje en lo que más se acercaba a mi gusto ,,, y no tuve que tratar con el turismo de la época que por otra parte era mejor y mas comedido que lo que vino años posteriores…hoy estoy orgullosa porque no todos tienen la fortuna de poder trabajar en lo que les gusta ,,, asi que ese negocio lo gestiono otra persona ,, pero fue muy bueno para la época pero la causa de muchos sinsabores … si conozco el turismo de la época y no me gustaba y no culpo a nadie porque de todo hay en todas partes ,,, aunque recayera también en el resto no era la que tomaba decisiones , no me gusta queda claro esa forma de pasar las vacaciones ,, dichosos los que disfrutan de tan, escandalosos dias ,, ,, aunque hay de todo ….. un abrazo ¡¡¡¡

    Le gusta a 1 persona

  9. Tema complicado y nada pacifico.
    De un lado aquí hay todo un mundo que vive del turismo, y el resto, como ciudadanos de este país, nos toque o no nos toque de cerca también estamos supeditados por un mejor equilibro de nuestra balanza de pagos exterior. Nuestra principal industria es la turística y la fomentamos, como no podría ser de otra forma, pero a la vez solemos tragar y callar estoicamente, sin exigir, como debiéramos, una regulación justa y adecuada. Una entente cordiale entre profesionales que viven del turismo, turistas con sus derechos y expectativas, y, por supuesto, los sufridos habitante no ocasionales de las localidades receptoras de los mismos que son quienes asumen un coste y sufren un desgaste en ocasiones desproporcionado.
    Pero esa cuestión corresponde a quien corresponde. Que se ganen el sueldo.
    El tema que me interesa es nuestra vocación turística, que también es evidente. ¿Diferente de los demás? No lo creo. Lógicamente salvando siempre las distancias con esa legión de desconsiderados, ineducados y carentes del más elemental sentido de lo que es la convivencia y que solemos concentrar en guetos previamente creados artificialmente. Creo que en Baleares tienen algunos.
    Dejando aparte a los citados, pienso que cada cual es como es y tendremos cada uno de nosotros nuestras prioridades y preferencias. Pero como solemos ser un tanto aparatosos nos gustan, si nos lo pudiéramos permitir, los grandes destinos. Países exóticos y lejanos con su aquel de misterio. No nos arredra desconocer la lengua, sabemos que moviendo manos y gesticulando convenientemente e intercalando de vez en cuando alguna carcajada, llegado el caso, saldremos de cualquier atolladero en el que podamos encontrarnos. Y en el peor de los casos ya le daremos sin descomponer el gesto al botón inadecuado, ese capaz de anular trescientos y pico vuelos.
    Con eso, con la esperanza de encontrar algún sitio donde comer una tortilla de patatas después de tanta bazofia local, con perdón, y con una guía de monumentos que volverá a casa tan nuevecita como salió del Corte Ingles más cercano, todo resuelto.
    ¿Vacaciones? Sí. ¿Quedándonos en casa? Nunca. ¿Y viajar? Siempre y en cuanto sea posible. No sé si para lo que dice su leída Yourcenar* o simplemente para percatarse uno que mas allá del propio metro cuadrado hay vida y puede ser más que interesante.
    * Sus Memorias de Adriano, insuperable.

    Me gusta

    • drlopezvega dijo:

      Vivo en un enclave dizque turístico. ¿En qué me beneficia? Hum, no sé. Indirectamente, por aquello de la balanza de pagos, puede que algo. Mientras tanto, ni el enclave está ‘niquelao’, ni me parece que los rebaños traigan ‘riqueza cultural’ ni percibo, en general, gran beneficio a corto, como dicen los bolsistas. Antes bien, tengo la impresión de que el sector turístico es un ganapán de poco rendimiento y escaso futuro; bastará que los países árabes dejen de joder la marrana y los viajeros se irán con viento fresco a gastar aún menos dinero a lomos de camellos. Con el pretexto de dormir en jaimas, bajo estrellas brillantes como escamas de sardinas, comerán barato y comprarán barato, que es lo que realmente buscan. ¿O es que alguien se cree que infestan Almería por el fresquito reinante?

      Le gusta a 1 persona

      • Deduzco que usted es un selecto integrante del grupo de sufridores de daños colaterales de esa cruenta invasión en su condición de vecino de una localidad infectada por el mal que nos ocupa. Y en tal condición, sinceramente le acompaño en el sentimiento. Pero tampoco puede quejarse demasiado; su turismo, salvo que haya cambiado una enormidad, siempre ha sido como muy capitalino y de mediano alto standing. Además, nosotros los cantabrones, – chicarrones de Cantabria – podemos con turistas, Revillas, y con quienes se nos pongan por delante. Faltaría más.
        Con respecto a la posible solución árabe que parece preconizar como próxima, la verdad es que no tengo grandes esperanzas al respecto. Su esplendor y sentido común quedó en la noche de los tiempos y el fanatismo que les caracteriza, sea del signo que sea, deja pocas esperanzas de una pronta solución. Si no fuera una cursilada le cantaría aquello de que “pasaran más de mil años, muchos más…” Pero no desmayemos, que tampoco hay mal que dure cien años, o al menos, así pienso, nosotros no lo veremos.

        Me gusta

      • drlopezvega dijo:

        No recuerdo exactamente cuándo explotó la bomba T, es decir el Turismo como una cuasi-obligación para cualquier memo. Sería por 1985 o así, cuando un sujeto cercano (un gilipollas convicto y confeso) me dijo que iba de vacaciones a Túnez. Le pregunté dónde estaba Túnez y me dijo: ‘Por donde las pirámides’.

        Con magnanimidad, cabría pensar que el viaje lo hizo más sabio y menos gilipollas, pero no. La bomba T suelta neutrones que empujan al gentío pero a la vez nublan mucho el seso. Por eso el gilipollas dejó grabado su nombre en una columna que se le hizo graciosa: ‘Era así como romana’.

        Me gusta

  10. Cosas de ayer: excelente digresión, en mi opinión, a la que no tengo nada que objetar. Cada viaje -y sobre todo cada viajero/turista- es un mundo con obvias similitudes y también diferencias, por lo que el asunto daría para no sé cuantos libros (aunque ninguno comparable a los de la Yourcenar, por supuesto). Un abrazo fraternal.

    Me gusta

  11. Arturo Ros Beloqui dijo:

    Hola Gustavo. Quiero hacerte una consulta Maria Rosa siguiendo tus consejos ha dejado de fumar cigarros y se defiende como le dijiste con el vapor Ahora empiezan a aparecer comentarios. sobre sus condiciones negativas y se plantean el prohibirlo Tu que oplnas?Un abrazo Ar
    Un GCturo desde Donosti

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s