CORONAVIRUS FRENTE AL PROPIO YO

a 1 Sabemos,  la mayoría de nosotros, que somos depositarios de una suma de contradicciones por motivos varios: conveniencia unas veces, impremeditación otras o, las más difíciles de resolver, cuando las evidencias se tiñen con convicciones no siempre razonadas. De ahí que el yo carezca de transparencia frente a uno mismo cuando nos examinamos a través de las máscaras con que disfrazamos el talante para un mejor transitar.

A fuer de sinceros, cabría reconocer que pocos son por completo ajenos al adanismo que supone  creer que las cosas empiezan y terminan en el propio ombligo y más allá el diluvio, como decía la Pompadour. a 6Actitudes y comportamientos que sólo ocasionalmente, si con ganas de introspección,  nos ayudarán a la revelación por ser espejos de quién y cómo realmente somos. Podremos intentarlo con éxito variable y nuestro empeño durar lo indecible, sin llegar a conclusión alguna a no ser que determinadas circunstancias favorezcan el desnudo sin los habituales filtros y afeites . Es, miren ustedes por dónde, lo que ha posibilitado en cierta medida la invasión del virus si cada uno se para a pensar en sus reacciones, más o menos coherentes, frente a la agobiante pandemia.a 13

Y es que, como  bien sabemos a través de los medios o deducimos de las observaciones durante nuestros paseos, el espectro de conductas abarca desde las que observan esos/as que acentúan motu proprio su tiempo de reclusión, a aquellos para quienes el corona es poco más que una historieta coyuntural de la que pasar como quien oye llover. Y a terceros que les den. a 14Para algunos, la angustia no les había dado nunca un jaque semejante, mientras otros a su rollo porque deben seguir creyéndose invulnerables y a ellos, literalmente, no hay quien les tosa, así que ¿para qué distancias o molestas mascarillas? Cada quién exhibiendo lo que otras veces permanece larvado y más allá de la consciencia hasta que la generalizada infección ha hecho aflorar el amplio espectro que permea la sociedad: del más absoluto pesimismo a la inmadura trivialización y todos los intermedios. a 8En cualquier caso, se ha hecho evidente una vez más que el peor enemigo, o el mejor aliado, es uno mismo. Y podemos certificarlo a través de un virus que no sólo puede meterse dentro, sino que nos allana ese mismo camino a poco que queramos. ¡Es de no creer lo que un minúsculo engendro puede dar de sí, cuando nos sobrevuela!

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión durante 21 años, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista digital de Los Ángeles "Palabra abierta". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículo, Opinion, solidaridad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a CORONAVIRUS FRENTE AL PROPIO YO

  1. drlopezvega dijo:

    Ahora mismo tengo una pequeña plaga de arañuelas blancas en la cocina. Han debido de venir a través de alguna hortaliza y se han afincado en los armarios de pared, donde pululan no se sabe bien en busca de qué, formando absurdas comitivas de individuos estrictamente clónicos. En realidad es lo que sucede con la inmensa mayoría de las plantas y los bichejos: todos son idénticos, incansablemente repetitivos de un modelo incansablemente repetido. Idénticos y predecibles hasta el aburrimiento.

    El ser humano no tendría mucho que ver con esa uniformidad. Nos comunicamos con decenas de idiomas, miles de dialectos, millones de matices. Abrigamos sentimientos hacia el pasado, diseñamos planes de futuro, nos acogota la muerte y nos inventamos dioses. Fabricamos toda clase de utensilios -el que sabe- y hasta hemos inventado el dinero y los medios de transporte y la televisión y los periódicos y los libros para crear ‘realidades’ paralelas, que incluso llegan a suplantar a la realidad ‘verdadera’. ¿Dónde está cada individuo humano? Según las épocas, a veces ensalzada la radical individualidad (originalidad), a veces ensalzada la propensión gregaria del rebaño. Ahora parece que toca arañuela, digo rebaño.

    Me gusta

  2. drlopezvega dijo:

    Lo del Bosé tiene su miga… No siendo virólogo (según todos los indicios, no lo es), ¿cabe recriminarle algo aparte del histrionismo? Se está conduciendo como siempre, cuando salió a cantar ‘Don Diablo’ con leotardos chungos y ‘Sevilla’ con faldas a lo samurai. Cuando aquello, nos parecía rompedor, innovador, provocador, o cualquiera de esos adjetivos resobados que cada uno hace suyos, a saber por qué. Se manifestaba pro-ceja o anti-guerra o pro-anti o anti-pro y, en fin, ¡otro de la farándula!

    ¿Qué ha dicho ahora, exactamente, para tanto revuelo? Solo me consta un video donde lo veo: a) muy desmejorado y mal acicalado, b) con cierta agitación psicomotriz y alguna incoherencia, quizá por influjo de algún psicofármaco. ¿Y lo que dice? Pues nada, una opinión tan ‘valiosa’ como cualquier otra. No dice absolutamete nada que no se oiga/lea todos los días en redes sociales y otros medios. ¿Se nos ha caído un mito? Tendrán que decirlo los que lo tuvieran por un mito. No es mi caso. A mí solo me parecía que fue un artista muy por encima de la media. Muy por encima implica que puedes caer desde muy arriba.

    Me gusta

  3. Ha dicho que esto de la pandemia es un invento del capitalismo internacional, que nos quieren siervos y la vacuna servirá únicamente para introducirnos en los entresijos un chip con el que mejor controlarnos… Yo creo que pretende publicidad y, como el canto no le da lo que esperaba…

    Me gusta

  4. Cati Colom Llado dijo:

    Al principio nos parecía absurdo esto del virus,pero la verdad yo personalmente estoy asustada,aqui en Llucmajor hay bastantes afectados.Sin embargo tengo amigas que no temen contagios,piensan que todos lo cogeremos ,nos afectará más o menos,dependa de la persona.La verdad como dice que el peor enemigo,o al revés es uno mismo.Esperemos la vacuna,cosa que también no lo veo claro.Un saludo y a cuidarse mucho.

    Me gusta

  5. Igualmente, Cati. Vienen unos meses difíciles…

    Me gusta

  6. Cati Gallardo dijo:

    Después de tantas opiniones, tanto por los medios de comunicación como el boca a boca, mejor no pronunciarse, se ha pensado en tantas varia tes del esta pademia, que se agotan las historias.
    Co lo cual sea cuando sea se sabrá ( espero ) que ha sido o es, con tantas versiones la confusión está servida.
    Es un agobio estar hablando de lo mismo en todas las cade as en la calle y con los más cercanos, seamos prudentes y el tiempo nos dirá que fue de este año tan convulso, entre el politiqueo y el virus además de otras informaciones también con Corona, aburre y asusta solo desear que todo pase pronto y a comportarnos,
    Un saludo,

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s