TRANSICIONES PARA CRECER

Evolucionar implica sin duda, para cada individuo, asumir el reto que implica cualquier cambio, sea buscado o impuesto. La actual pandemia ha sido desde esta perspectiva un tránsito más que debería considerarse, con independencia de la amenaza que supone la enfermedad, como otra situación que exige la adaptación para emerger de la crisis con el ánimo dispuesto para extraer lo mejor de cuanto pueda venir: una espera esperanzada, cuando sumidos en el desencanto, y acumulando energía mental para la próxima transición. En dicha línea, de principio al fin de la existencia, siempre desvíos y recodos que transitar para almacenar la sabiduría que proporciona –junto al placer o la decepción- cada nuevo escenario del obligado viaje.

Desde la infancia, esa edad donde aún está todo por descubrir y en la que, al decir del portugués  Eugenio de Andrade, la luz es feliz y se demora, a una adolescencia con la constante búsqueda de los mejores caminos para saberse y hacerse con el mundo. Después, quizá el estudio, los trabajos, el eventual matrimonio para compartirse o, por el contrario, preferir una soledad que, si es buscada y como reza el epitafio de Pedro Garfias, no se llama soledad. Y llegadas jubilación y vejez, proseguir la carrera vital, ya más dueños del tiempo otoñal, para retomar tal vez aficiones pospuestas y agrandar el hueco donde aniden esa serenidad y ecuanimidad que pasadas actividades pudieron dificultar, recreándose en las horas que seguramente aporten, entremezcladas, luces y cenizas.

En cada etapa, en ese fluir constante y hasta que llegue el final, nuevos brochazos que perfilen una identidad nunca definitiva. Tales son las consecuencias de ese periplo obligado, se quiera o no, que trae consigo un sinnúmero de posibilidades que, sin transiciones, nos encadenaría a la monotonía: a ese “infierno cotidiano”. Si es difícil ser uno mismo, son cambios los que facilitan la comunión con ése yo que quisiéramos, o evidencian la equivocación e instan en consecuencia a un siguiente plan. Sin embargo, se me ocurre ahora que todo lo anterior podría desmoronarse de leerlo alguien sin trabajo, preso del hambre o sumido en el drama de una pérdida. ¿Transiciones que nadie querría por el dolor aparejado? ¿Para una vez superadas salir reforzado/a? Me rindo ante la evidencia de una complejidad mayor de la que pensaba cuando empecé a escribir esto, porque el ¡Virgencita, que me quede como estaba!, tiene también su justificación. Tendré que reflexionar, más y mejor, para redactar una nueva digresión sobre el tema en próxima ocasión.

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión durante 21 años, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista de Los Ángeles "Palabra abierta" y otros medios digitales. Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Artículo, Opinion, Viajes y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a TRANSICIONES PARA CRECER

  1. adelamadrid dijo:

    Es curioso a veces cómo empezando a escribir sobre un asunto éste va adquiriendo perfiles y aristas y, avanzada la escritura, llegar incluso a confundirnos en su inesperada complejidad.

    Le gusta a 1 persona

  2. Un bucle que a veces hace recordar lo que, creo recordar, dicen los chinos: lo peor del dragón está en la cola…

    Le gusta a 2 personas

  3. Pilar Bonilla dijo:

    Un artículo que he releído distanciado en minutos para gozarlo. Exquisito, sabio y tierno. Gracias Gustavo, un soplo de aire fresco en estos tiempos de perplejidad. Besossss

    Le gusta a 1 persona

  4. Pilar: tú también eres muchas veces, quizá inadvertidamente, un soplo de aire fresco… Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s