¿CONSENSOS INTERNACIONALES?: ¡UNA MASCARADA!

 Y es que la ejecución se programa habitualmente en plazos de años, de décadas y el que venga detrás, ¡que arree! Porque lo que cuenta no es la sinceridad sino el espectáculo cuando los acuerdos no contemplan el propio beneficio y en tal caso los principios al cajón, con ejemplos hasta decir basta.

Medidas propuestas contra el cambio climático, para empezar. La Convención de Naciones Unidas, en Río de Janeiro y ratificada por 197 países, data nada menos que de 1992 (¡casi 30 años atrás!); 6 años después el Protocolo de Kioto -del que EEUU se retira en 2001- y, por seguir con reuniones y declaraciones de buenas intenciones, en el Acuerdo de París (2015) la UE propone finalmente una Hoja de Ruta ¡para 2050!, pero, eso sí, haciendo énfasis en la urgencia de las medidas a tomar aunque, a lo que parece, no vaya de unos grados más, con lo que se hace patente que lo de banalizar el mal no fue sólo cosa del nazi Eichmann.

Se ha repetido hasta la saciedad que disminuir el flujo de emigrantes pasaría por decididas actuaciones en apoyo de los países de origen, pasto de la corruptela de sus gobernantes y de pingües negocios por parte de las naciones más ricas; sin embargo, los diamantes o el coltán siguen gestionados por el primer mundo, y al que llamamos en vías de desarrollo -por un decir-, devoluciones de los huídos o mano de obra barata si consiguen la permanencia tras llegar. Y de quedarse donde nacieron, de momento su inmunización frente a la Covid poco más que una quimera, porque la pandemia ha supuesto también ingresos millonarios (test diagnósticos, empresas fabricantes de las vacunas…) que seguirán en aumento siempre que se vendan a quienes puedan pagar por ellas y, en dicha línea, el rebaño a inmunizar excluye en buena medida a colectivos que no dispongan de fondos. ¿Que una pandemia global no puede controlarse a través de una vacunación discriminatoria? Pues, al igual que con el cambio climático, sin prisas cuando éstas puedan afectar al bolsillo de los gestores y sus adláteres.

 

 

 

 

Y entrados en crisis, es obligado referirse estos días a la ocurrida en Afganistán tras sucesivas invasiones y retiradas. Rusia salió de allí a mediados de los 90 y EEUU, en esa filfa de la “Guerra global contra el terror” que encabezara Bush tras el 11S, abandona transcurridos 20 años y deja vía libre a los muyahidines para sembrar de nuevo el territorio con asesinatos y violaciones de los más elementales derechos. “La culpa es de Trump”, se excusa Biden; “Haremos cuanto podamos”, exclaman los de más acá, pero sabido –como sentenciase Galbraith- que la política es hábitat natural de fulleros y sinvergüenzas, prestos al contubernio en cualquier ocasión, los talibanes tendrán sin duda terreno abonado a sus nefastos designios, algunos haciendo la vista gorda y otros incluso con temporales alianzas por razones varias: el bloqueo preferente a quienes dificultan su supremacía (EEUU, en el caso de China) o, por lo que hace a Rusia, la cercanía y posibilidades de negocio estarán en la base, como ya han afirmado, del reconocimiento de ese nuevo Gobierno de maneras ultrafascistas.

Las reservas de cobalto, cobre, hierro, litio, gas y petróleo que atesora Afganistán, atenuarán cualquier diferencia con otros Estados, y no habrá violencia ni masacre que impidan la tolerancia a semejante cohorte de descerebrados. Su ideología será compatible con cualquier otra si hay ganancias de por medio, y se hará evidente una vez más, como en los mencionados escenarios de vacunas, cambio climático o inmigración, la razón que asistía al poeta cuando escribió que izquierdas y derechas, unidas, jamás serán vencidas. Por más que la temperatura del planeta pueda terminar con el sapiens, el virus se multiplique en las naciones más pobres o las uñas pintadas de las afganas lleven aparejada la amputación de sus dedos.

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión durante 21 años, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista de Los Ángeles "Palabra abierta" y otros medios digitales. Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, corrupción, Opinion, Política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¿CONSENSOS INTERNACIONALES?: ¡UNA MASCARADA!

  1. adelamadrid dijo:

    Aquello de “siempre nos quedará París” de Casablanca habrá de ser sustituido por el mundo de Bradbury, aunque me temo que las crónicas marcianas terminarán igualmente en el mismo Maelström que se traga todas las “buenas intenciones” .

    Le gusta a 3 personas

  2. Pilar Bonilla dijo:

    Demencial!, tener que lidiar con los constantes y permanentes conflictos alargados en años, muchos de ellos, es para cerrar todas las vías de información.
    En Madagascar ya se enfrenta a la hambruna severa por motivos del cambio climático. La pandemia sobrevenida nos ha dejado desnortados, pero el medio ambiente es la asignatura que llevamos a rastras y que has explicado perfectamente.
    Afganistán, no he entendido la sorpresa, porque ya había anunciado la caricatura que estuvo en la Casa Blanca que salían de allí, eso sí dejando sus poderosas armas en manos de los que conocían perfectamente quienes son.
    Voy a hacerme un zurito y cerrar el ordenador. Besossss

    Me gusta

  3. Pingback: ¿Consensos internacionales?: ¡Una mascarada! | Palabra Abierta

  4. manologayol dijo:

    Estimado amigo, aquí va el enlace de tu trabajo publicado en *Palabra Abierta.* Gracias mil por tu excelente colaboración. Un abrazo, Manuel

    El enlace es: https://palabrabierta.com/consensos-internacionales-una-mascarada/

    On Sun, Aug 29, 2021 at 11:08 PM Contar es vivir (te) wrote:

    > Gustavo Catalán posted: ” Y es que la ejecución se programa habitualmente > en plazos de años, de décadas y el que venga detrás, ¡que arree! Porque lo > que cuenta no es la sinceridad sino el espectáculo cuando los acuerdos no > contemplan el propio beneficio y en tal caso los principi” >

    Me gusta

    • Gracias y un abrazo fuerte.

      El lun., 30 ago. 2021 22:26, Contar es vivir (te) escribió:

      > Responde este comentario sobre esta línea > Comentario nuevo en Contar es vivir (te) > > * manologayol ha comentado ¿CONSENSOS INTERNACIONALES?: ¡UNA MASCARADA! > > * > > Y es que la ejecución se programa habitualmente en plazos de años, de > décadas y el que venga detrás, ¡que arree! Porque lo que … > > Estimado amigo, aquí va el enlace de tu trabajo publicado en *Palabra > Abierta.* Gracias mil por tu excelente colaboración. Un abrazo, Manuel > > El enlace es: > https://palabrabierta.com/consensos-internacionales-una-mascarada/ > >

      Me gusta

Responder a manologayol Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s