CONTRA LA COVID: MEDIDAS, CONSEJOS, DESLICES…

Aconsejaba Churchill que, por muy buena que parezca la estrategia, de vez en cuando convendría echar un vistazo a los resultados y, por lo que a la COVID se refiere, no parece mala idea a la vista de sucesivas olas y en la actual, sexta, una incidencia y prevalencia  muy superiores a las anteriores aunque su virulencia sea menor. Sin embargo, frente a una pandemia que amenaza vidas y haciendas, algunas de las medidas adoptadas se dirían cuestionables, al tiempo que otras que podrían ser eficaces permanecen todavía y a estas alturas en el baúl.

Toque de queda nocturno, en algunas Comunidades de este país, a las doce o una de la noche (¿para cuándo, normas consensuadas por un Comité de expertos?), mientras que durante el día se permite la asistencia a eventos multitudinarios manteniendo las distancias (¿es posible?) o en Madrid, por un decir, “macrofiestas autorizadas siempre que exista un plan de seguridad” (?), al tiempo que, en interiores privados, el número máximo de reunidos no deberá superar los diez (?). Eventualidades todas en las que, a más que su dudosa oportunidad, se constata la generalizada ausencia para su cumplimiento de la necesaria vigilancia, impracticable en domicilios y sólo esporádica en exteriores por parte de una policía quizá en buena parte refugiada para evitar el contagio (a no ser que, como algunos sugieren, también crean que el definitivo remedio no ocurrirá hasta que todos sin excepción seamos presas del virus). Ello hace posible que en muchos bares y restaurantes, como puede comprobarse, no se pida el código QR o la mascarilla quede al arbitrio de cada cual, convirtiendo en difusos los límites entre imposición o mera recomendación. Y en ello abundan además algunos otros sinsentidos, porque ¿mascarilla en exteriores aunque no haya nadie cerca, mientras que es sólo optativa en el camarote de los barcos, según he leído?

  Por lo demás, se sigue echando en falta el cribado de la información, evitando hacer obvio que es más difícil entender que juzgar. Y no contribuye a la necesaria toma de conciencia el preguntar a cualquier indocumentado su opinión sobre la vacuna o amplificar, en los medios, digresiones varias de gentes sin formación científica sobre el tema en cuestión. Ciertamente, e incluso para los entendidos, la realidad en que estamos sumidos puede ser escurridiza, pero las contradicciones y un relativo desorden mental podrían disminuir si el énfasis se pusiera en las aspectos cruciales: porcentaje de infección entre vacunados o negacionistas, perfil de los contagiados, de los más graves y en ellos posibles patologías concurrentes…, evitando repetir diariamente mucho de lo ya archisabido.

A día de hoy, aseguran que el contagio por virus ómicron, causante de la 6ª ola, es menos lesivo que el de la variante Delta, y también algún epidemiólogo augura que podría tratarse de la última. Sin embargo, entretanto, y a falta de evidencias concluyentes (por lo demás, nadie puede asegurar que no sobrevenga otra mutación, incluso de mayor agresividad), como profesional sanitario juzgaría oportuno:

-Proscribir el acceso de los no vacunados a un mayor número de lugares públicos, si no a todos excepto la calle.

-Plantearse la oportunidad, desde ya mismo, de declarar obligatoria la vacunación.

-Disponibilidad de test de antígenos gratuitos y límite al precio de las PCR.

-Estímulo a la investigación de tratamientos -no sólo medidas preventivas- para la enfermedad.

-Entrega de vacunas suficientes y sin coste económico a los países con menos recursos.

-Liberalización de las patentes para fabricación de las mismas.

Habrá sin duda opiniones encontradas. Y así nos va.

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión durante 21 años, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista de Los Ángeles "Palabra abierta" y otros medios digitales. Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Medicina, Opinion y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a CONTRA LA COVID: MEDIDAS, CONSEJOS, DESLICES…

  1. Anónimo dijo:

    El planteamiento que has hecho de la situacion y lo que habria que haber hecho me parece perfecto y totalmente razonable lo unico que te ha faltado es poner lo que esta influyendo en las soluciones que se estan dando (sobre todo Madrid) la influencia de la politica y que se este procurando que no influyan en los votos de los ciudadanos

    Le gusta a 1 persona

  2. Los políticos en función de expertos. En lo que sea…

    Le gusta a 1 persona

  3. Cati Colom Llado dijo:

    El planteamiento y recomendaciones me parece un diez,lo que tendrían que hacer,,,sin embargo no se que pasará,algunas recomendaciones de políticos no me caben en mi cabeza.Ojalá ésta sexta ola no se equivoquen los epidemiólogos y sea verdad!!!..Un abrazo,y espere con ilusión la llegada de sus majestades los reyes,quizás llegue un paquete lleno de ilusión y esperanza,que a veces es lo que necesitamos.

    Me gusta

  4. Pondré el zapato esta noche y a verlas venir… Un abrazo y espero que sean generosos contigo.

    Me gusta

  5. Pilar Bonilla dijo:

    Buff, en mi familia sí podemos constatar los efectos de esta variante, positivos varios de nuestros jóvenes en estos días con parejas incluidas, con las consiguientes pruebas por parte de los mayores, de momento negativa. Todos como un normal resfriado, y vemos las cifras de bajas laborales desaforadas. Sin los Magos de Oriente, éstos pasarán de largo en nuestra familia hasta la recuperación.
    Escribes sobre el omnipresente desbarajuste que significa decisiones diferentes entre las Comunidades y el Gobierno Central, ¿pero qué otro país conocemos que ocurra lo que aquí?, es Infame!, Cierto es, que todos están desbordados por la altísima incidencia, pero no obsta para que leamos o escuchemos qué no vayan en la misma dirección.
    Me adhiero a tus sugerencias, y vuelvo a comentar que quien hable de libertad individual les repetiría el ejemplo que tanto utilizo ¿acaso se saltan el semáforo en rojo u otras medidas regladas?.
    También os deseo que tengáis una feliz noche en compañía, especialmente con la ilusión de los pequeños.
    Besossssss

    Le gusta a 1 persona

  6. Pilar: espero que todos evolucionen favorablemente. Y un abrazo. Esperemos que con la cabalgata no se disparen los casos, que ya nos basta…

    Le gusta a 1 persona

    • Pilar Bonilla dijo:

      Son todos jóvenes y, cómo se está diciendo, con síntomas leves. Gracias querido. Vamos a ver si, efectivamente, no siga ascendiendo de forma tan elevada,
      Otro abrazote de vuelta.

      Le gusta a 1 persona

  7. Anónimo dijo:

    Por extensión… hay que hacer obligatoria cualquier vacuna de la que dispongamos en nuestro arsenal médico?
    Hablas de cribado de información, pero nadie a ciencia cierta ha dicho aún cuan eficaces son las vacunas comercializadas actualmente, ni qué inmunidad proporcionan, ni cuánto dura, ni qué efectos secundarios tienen…
    Como sanitario, crees que la inmunización adquirida es mejor que la natural?
    Podemos realmente proscribir a alguien a hacer nada por una decisión personal?

    Me gusta

  8. Vacunas para enfermedades graves y altamente transmisibles, sí.
    Las vacunas actuales producen mayor inmunidad que su ausencia, evitan muchas muertes, los efectos secundarios son en porcentaje similares o inferiores a muchos medicamentos al uso. La duración inmunitaria se conocerá en plazo razonable, pero existe siquiera unos meses, lo que es superior a cero, que es a lo que lleva el negacionismo.
    La inmunidad natural sería deseable, pero en la actual situación, adquirirla entraña mayor riesgo que la vacunación.
    La libertad personal debe terminar donde empieza la de los demás, máxime si el libre albedrío compromete vidas ajenas.

    Le gusta a 1 persona

  9. Anónimo dijo:

    Muy de acuerdo con las medidas expuestas.
    Pero oo que más llama la atención es que es imposible aquí «ir todos a una», en ningún sentido: toques de queda, permisividad en la hostelería ( Madrid a la cabeza, ¡viva la libertad -con minúscula¡), inequidad en las medidas que avala la justicia; etc.
    Todo apunta que la polarización política y sus sectarismos se come a bocados a los datos científicos que quedan desdibujados y endebles; cuando debería ser lo contrario: la ciencia y la academia tendrían que ser el faro en tiempos de marejada social, y la política detrás
    no delante.

    Le gusta a 2 personas

  10. Absolutamente de acuerdo. Ahora esperemos que los reyes sean generosos con nosotros y no escondan los regalos en las Bahamas…

    Le gusta a 1 persona

  11. Anónimo dijo:

    Yo comparto todas estas opiniones sobre la covid pandemia.La sociedad y los sanitarios se merecen que sean así….

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s