CARLOS DELGADO, CONSELLER DE TURISMO. ¡CON UN PAR!

Con un par que, si se tercia, coloca sobre las neuronas para darles primacía. Así hizo en 2011, aunque en esa ocasión no fueran los propios sino los del venado que abatió. Para el caso da lo mismo; el Conseller no necesita airear sus atributos porque dice que valor no le falta, y a eso contribuye sin duda la testosterona del españolísimo. Debe ser cuestión de hormona desbocada por lo que Delgado se ve impelido a hacer lo que le dicta la tal y, de ser el caso, actitudes y comportamientos debieran ser, si no aprobados, siquiera excusados como pulsiones incontrolables surgidas de la entrepierna.

Bajo esa óptica se entiende mejor que el año pasado colocase, sin mediar concurso, a la por entonces novia, Lourdes Reynés, de asesora técnica en su Consellería. Se armó un escándalo, la cesó a los seis días y el nombramiento fue juzgado como políticamente incorrecto incluso por la Portavoz del PP en el Parlament, pero así es el amor a veces: testicular. También puede tener el mismo orígen la falta de escrúpulos, y hacer lo que a uno le salga del forro alude, precisamente, al de las gónadas. En esa línea, poner el honor ajeno en almoneda no le viene de nuevas al Conseller y ahí tienen, como botón de muestra, el largo e injustificado acoso (según el propio Fiscal)que en su día ejerció sobre la alcaldesa Margarita Nájera, con una sucesión de querellas sin base alguna y, por lo mismo, finalmente sobreseídas.

Carlos Delgado

Estos días, Delgado vuelve a la carga y tilda de chapuza, propia de una película de Torrente, el informe de la Guardia Civil sobre un presunto fraude en las contrataciones de Radio Calvià. Otra vez los atributos y esta vez sobre la mesa en lugar de la cabeza, pero ya digo: la masculinidad, cifrada en salva sea la parte, tiene esas cosas y exige de otro rasero. Lo digo de corazón, aunque también por andarme con cuidado, como aconsejó en su día el Conseller a los periodistas. Y no es cosa de echar la advertencia en saco roto porque, para andrógenos y como repetidamente se constata, los suyos. Lo sabe incluso el Presidente Bauzà. De ahí que mire hacia otro lado cuando de Carlos Delgado se trata.

Anuncios

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Opinion, Política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s