ALPHA PAM: EL GOBIERNO BALEAR, EXCULPADO.

La mayoría de ustedes recordarán sin duda la muerte del inmigrante senegalés de 28 años, Alpha Pam, el 21 de abril. Alpha PamVivía en Can Picafort desde 2005, y el fallecimiento se produjo a consecuencia de una tuberculosis que no fue adecuadamente tratada por no disponer el joven de tarjeta sanitaria. Al carecer de cobertura (ley 16/2012) para ser atendido en los servicios de Atención Primaria, acudió a Urgencias, donde no se practicó examen radiológico alguno y, por todo tratamiento, se prescribieron antiinflamatorios. Así se denunció en su día.

Más allá de los errores asistenciales, ciertos o presuntos, lo cierto es que las restricciones impuestas, limitándose la atención, en caso de pacientes en situación de ilegalidad administrativa, a los servicios de Urgencias, supone para todos ellos un riesgo inasumible en una sociedad que hasta hace poco contaba con un dispositivo sanitario que garantizaba equidad y universalidad. Discriminación sanitaria 1A día de hoy, los retrasos en pruebas de screening (mamografías, colonoscopias…) y unas listas de espera inasumibles de aplicarse criterios clínicos en lugar de económicos, coloca a toda la población -que no únicamente a los inmigrantes irregulares- en situación de indefensión y grave riesgo para la salud.

Todo ello se deriva de disposiciones dictadas y/o asumidas por los gestores políticos de esta Comunidad que, sin embargo, y tras la denuncia interpuesta por varias organizaciones, han sido absueltos hace unos días por el fiscal. Vetar la asistencia en Centros de Salud o amenazar con el cobro de los servicios sanitarios prestados (efecto disuasorio), son factores que sin duda contribuyen al retraso diagnóstico y terapéutico, de lo que pueden derivarse muertes evitables como así ocurrió.Sansaloni Bajo estas premisas, la absolución del Gobierno balear y su máximo responsable sanitario, el Conseller Sansaloni, no produce sino pasmo e indignación, toda vez que las indeseables consecuencias ocurren -y lo seguirán haciendo- con su beneplácito o por su incompetencia. Una vez más, la Justicia en tela de juicio; una Justicia que es también, en buena parte, corresponsable de la deficiente asistencia que se presta en la Comunidad y que ejemplifica esta muerte.

Anuncios

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Sanidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s