DE LOS PRIVILEGIOS A LAS DENUNCIAS INTERESADAS

Hoy va de sanidad, de listas de espera, probable enchufismo, denuncia oportunista o todo a la vez. Y aquí va el resumen de la cuestión. El Presidente del Colegio Médico de una Comunidad Autónoma, Privilegiosparticipa en la organización de un congreso sobre su especialidad y, aprovechando que uno de los ponentes, venido de otra ciudad, es especialista en la patología que sufre su hijo, consigue que éste le opere en el hospital donde trabaja el padre como Jefe de Servicio. Hasta aquí los hechos y, a los pocos días, el eco mediático: un rasgarse las vestiduras con algo de hipocresía y un mucho de aprovechamiento coyuntural.

Que todos los colectivos otorgan trato de favor a familiares y amigos es algo tan usual que no debiera sorprender. Privilegios 5El médico le hace la exploración o inicia el tratamiento de un colega que además es amigo, con presteza: en horario laboral, al terminar éste o aprovechando la pausa para el café. En la misma línea del carnicero que guardará el mejor codillo para su tía. Y el suegro le dará el impreso a la nuera, si acaso ésta es funcionaria de papeleo, a la hora de la comida y sin guardar cola en ventanilla. Con estos mimbres, extraña el escándalo que ha suscitado la operación del chaval a no ser que exista una segunda lectura, y es que para dar lecciones de transparencia hay oportunidades más claras. Al implicado lo han puesto como chupa de dómine y, pese a no ser santo de mi devoción -ni él ni la institución que preside y que bien podría eliminarse sin mayor problema-, parece de justicia situar el asunto en su contexto.

Para empezar, yo y cualquiera de ustedes habríamos hecho lo mismo. Privilegios 3Puede haber hallado el modo de no perjudicar a terceros, no pagar un duro y solucionar el problema del retoño aunque, eso sí, deberá un favor. Pero es que, para cimentar la suspicacia por la publicación de lo que no da para tanto, resulta que el próximo 7 de mayo tendrán lugar las elecciones en las que el padre pretende revalidar su cargo frente a un opositor a quien el tema, publicado el día 17 de este mes y a veinte días de la confrontación, le viene como anillo al dedo. Privilegios 10Y una vez aireado, pues lo de siempre: carnaza para los medios e interpelación parlamentaria que sin duda podría basarse en peores agravios frente a una cuestión que sólo da de sí cuando se la estira contra viento y marea. Basta leer las declaraciones del candidato opositor para hacerse una idea. En resumen: los problemas de la Sanidad Pública son de más calado, y quienes se mesan los cabellos mejor harían procurándose evidencias más sustanciosas. Que las hay. En cuanto a las elecciones, debiera ganar el mejor de los dos (no hay otra cera que la que arde). Sin maniobras más propias de los políticos al uso.

Anuncios

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, corrupción, Medicina, Sanidad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a DE LOS PRIVILEGIOS A LAS DENUNCIAS INTERESADAS

  1. Siempre sucede, seguramente el opositor no hubiese hecho lo mismo en mismas circunstancias. El problema de los políticos -no sé si solo los de hoy o siempre ha sido así- es que no saben jugar con armas limpias, de una u otra forma deben enlodar al otro para ser mejores ellos, eso me da a entender que esa persona no es mejor, porque no puede ganar por sus méritos sino a costa de botar al otro… Lamentable.

    Me gusta

  2. No tengo constancia de que la denuncia haya partido del candidato alternativo o de alguno de su cuerda. Pero el asunto huele a chamusquina…

    Me gusta

  3. drlopezvega dijo:

    El puritanismo es lo que tiene: acaba dirigiendo su venablo contra el muñeco menos idóneo.

    Cuando yo era estudiante, había un traumatólogo cubano, un tal Álvarez-Cambra, que vino a operar a 2 o 3 pacientes con la técnica de Ilizarov, creo recordar, para el alargamiento de extremidades inferiores. Es obvio que aquellos pacientes resultaron “afortunados”, por contar con un cirujano “especial”, pero a nadie (a nadie sensato, al menos) se le ocurrió cuestionarlo.

    En circunstancias muy, muy concretas, en las que no merece la pena extenderse, se recurre a circuitos profesionales relativamente heterodoxos y pueden saltarse, como es natural, las zarandajas de la jerarquia asistencial y la lista de espera. Esto lo entiende cualquier tonto, incluido el tonto más profundo del ramo.

    Claro que luego está el detallito de la repercusión pública. Al cargo de turno le ponen la alcachofa delante y empieza a largar y enfrente tiene al demagogo de turno y ya está el lío armado. Porque la democracia es un estado de opinión, dicen, pero es que la opinión puede estar francamente pocha. Basta ver la ligereza con la que opinan los opinadores de cualquier materia opinable cuando algún incauto les pide su opinión.

    Me gusta

  4. El “tuttologo”, llaman los italianos al opinante profesionalizado; al que larga sobre lo que le echen: sobre tutto cuanto se le ocurra. Y vamos a dejarlo porque me siento un algo concernido…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s