¿DE QUÉ MURIÓ? LOS CIRCUNLOQUIOS DEL PERIODISMO

Eufemismo 3El dibujante Máximo San Juan falleció hace dos días a consecuencia de una parada cardiorespiratoria. Eso es lo que escuché, lo que leí y, como otras muchas veces, me digo si no es acaso lo que llevan aparejadas todas las muertes, con lo que queda sin determinar la causa. No me queda nada claro si uno termina de vivir cuando deja de respirar y su corazón de latir, o bien sucede al revés y es tras exhalar el último suspiro -como indica la propia frase- cuando todo se detiene. En cualquier caso, la noticia no aporta nada al respecto y es que, en cuanto al morir y sus porqués, los periodistas no se distinguen por su claridad.

eufemismo 10Lo de llegar al final después de “Una larga y cruel enfermedad”, es el pan nuestro de cada día, al igual que “Tras una prolongada lucha…” que, por lo general, consiste en cumplir los protocolos terapéuticos con ansiedad y variable conciencia del desenlace. En suma: el tratamiento mediático no suministra información sino eufemismos que, a más de inútiles si se trata de precisar el motivo del óbito, contribuyen a afianzar estereotipos sociales falsos y cimentan creencias sin base científica. eufemismo 1Lo de “parada cardiorespiratoria” no pasa de obviedad, y la prolongada y terrible dolencia pretende eludir siempre la palabra cáncer, cuyas connotaciones de enfermedad fatal e irremediable en el imaginario colectivo se afianzan merced a esas lamentables perífrasis. Evitar llamar a las cosas por su nombre revela, a más de una deficiente formación, que quien así dice o escribe participa de ese sentir colectivo acientifico y ajeno a las evidencias.

Porque el cáncer es tan “terrible” como pueda serlo cualquier enfermedad cronificada y su pronóstico, globalmente (no se trata de una sola enfermedad, porque hay más de doscientos cánceres con distinto origen, evolución y tratamiento), es hoy mejor que el de otros muchos padecimientos y en ningún caso castigo o afección que deba ser silenciada por vergonzante. eufemismo 8Así pues, si las funciones vitales de Máximo se detuvieron y el periodista es pulcro en su oficio, nombre la enfermedad o, de ignorarla, mejor calladito tras decir que ha muerto. Sin más. En cuanto a los cánceres de tal o cual tipo, convendría evitar las adjetivaciones, porque lo terrible es vernos obligados a contemplar, a estas alturas, talante y mediocridad de algunos profesionales a quienes muchos de sus lectores u oyentes superan en objetividad y sentido común.

Anuncios

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Cáncer, Prensa y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ¿DE QUÉ MURIÓ? LOS CIRCUNLOQUIOS DEL PERIODISMO

  1. drlopezvega dijo:

    El ínclito Cela llamaba “piadosismo” a la manía de remplazar palabras dizque malsonantes (“cáncer”, un suponer) por perífrasis melindrosas del pelo de “larga y cruel enfermedad”. Claro que el piadosismo puede degenerar en dislates menos obvios. La Sociedad Española de Oncología Médica aboga por restringir la palabra “cáncer” a su pura acepción médica y censuraría otros usos metafóricos como “el cáncer de la corrupción”. Menos mal que el idioma lo ensanchan los escritores y no los oncólogos, pues ya vienen los flamencólogos a cuestionar aquello de “comparar a Dios con un gitano”. Es lo que tiene la censura: si ella es idiota, los que la ejercen…

    Me gusta

  2. Bueno, caro Doctor: piadosismos aparte, feliz noche vieja y año nuevo. Si es que pueden llamarse así y no con eufemismos…
    Un abrazo y hasta el año próximo. Que seguiremos, sin duda, dando caña.

    Me gusta

  3. Anónimo dijo:

    Aprovecho para felicitar a ambos desde los fogones de la Nochevieja. Con los nervios de un profesor en el estrado, como cada año. Feliz 2015!!!

    Me gusta

  4. Igualmente. Y sin nervios, que las uvas se pueden atragantar…

    Me gusta

  5. Muy cierto, Gustavo, yo añadiría que se suele creer que los únicos que saben escribir son los periodistas. No voy a decir eufemismos ni vulgaridades. :)) feliz 2015!!

    Me gusta

  6. Y que lo disfrutemos ambos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s