SOSTENES Y PROGRAMAS

sostenPasaba ayer frente a una tienda de lencería que mostraba en su escaparate sujetadores varios y me dio por pensar si acaso metaforizar lo visto, de cara a las elecciones que se avecinan, pudiera motivar a los políticos utilizando los senos como señuelo. Intuyo que tampoco servirá, aunque ellos saben como nosotros que recuperar la confianza en su gestión va a suponer mucho más que el discurseo sobre el aumento del empleo o la prima de riesgo bajo control. Que se trata de volver a empezar desde cero: desde el programa con que se presenten, el cual debiera ser de obligado cumplimiento o a la puñetera calle.

sosten 1Bajo ese prisma, las intenciones que plasmen y con las que compitan deberían mostrarse bajo Palabra de Honor. Como el sostén de ese nombre, quiero decir. Y lo que hay debajo, verdadero, comprimido, atractivo y sin trampa ni cartón. Resaltado para cautivar, ya que se compite en el desfile con base en exhibirse y, de preferirse el Wonder bra para el alzamiento, habría de ser otro que el Nacional, porque para ése ya contamos con neofranquistas seudodemocratizados en el más Puro Paripé. Y me disculparán por la coincidencia en las iniciales.

sosten 6Palabra de Honor que cumplirán, porque lo que han sacado a pasear no es un postizo. Eso exigimos, así que no vayan a dárnosla una vez más con queso. Sean los de Ciudadanos (¿ o es Ciudatanos?), Podemos o los ya más que calados y no precisamente en el satén con que adornaron sus propuestas en el pasado. Quien incluya una reforma Constitucional habrá de hacerla o dimitir en plena legislatura; si alguien propone referendums para cuestiones de calado (¡otra vez los sostenes!) no podrá echarse atrás, y muchos quisiéramos saber, por poner un par de ejemplos, de las previsiones respecto a un hipertrofiado e inútil Senado, el futuro que aguarda a tanto aforado, al IBI eclesial o al Concordato con la sede Vaticana, y omito lo de Santa por razones obvias y pederásticas. En resumen: que palabra de honor, porque cualquier otra cosa será más de lo mismo y estamos necesitados de un par bien puesto.

Acerca de Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador, en "Punto de Mira", del diario digital "ReInformación Balear". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a SOSTENES Y PROGRAMAS

  1. Rosario Ferrà Claveras dijo:

    Es curioso que a cada persona le entren con diferentes imágenes las más o menos similares ideas, a mí me sucede a la inversa, cuando veo algún mitin en los que siempre hay ese personal aquiescente con el locutor que van moviendo su cabecita como aquellos perritos que en los ’60 había en muchos coches e iban según el vaivén del coche. Entiendo que de verdad deben de estar todos muy agradecidos a sus respectivos partidos, pues sus miradas obnubiladas,¿ o son esos son los que colocan para ser enfocados por las camaras? dan la imagen de haber entrado en el Nirvana y entonces uno se pregunta ¿ seré yo que no me entero?, pero no, luego miro a mi alrededor y veo la cantidad de familias desplazadas, y otros problemas que por conocidos no enumeraré, y pienso que a esa gente de verdad les falta un toque de realidad.
    Propondría que a cada político le tocara vivir durante 2 meses mínimo con las ganancias del pueblo llano, sin caja B a la que echar mano, ni otros emolumentos adicionales, entonces si que podríamos decir que empezamos a creernos lo que dicen, por el simple hecho de haberlo sufrido durante un tiempo. ¿no recuerdo bien si la frase correcta era ” La experiencia es la madre de todas las ciencias”?

    Me gusta

  2. No creo yo que ninguno de ellos se metiera a político con un horizonte de salario mínimo. A no ser que se compensara con las dietas. O los viajes en primera clase y cualquier puerta giratoria al terminar el mandato…

    Me gusta

  3. Rosario Ferrà Claveras dijo:

    Ya, inocente de mí, aún soy de los que cree en un mundo en el que los supuestos mandatarios debieran pensar en como mejorar el pais en el que viven.
    Si es que a veces la edad no nos hace más sabios, sino solo más sarcásticos, pues como los gatos a fuerza de escaldarse no es que uno aprenda sino que rehuye el peligro instintivamente
    y lo que pareciera sabiduría no es más que autoprotección.
    El otro día leí como un político aclaraba sobre unos pertenecientes a otro partido, que después de tantos años ya eran ”casta”, mala aclaración, pues ya va anunciando que ellos, cuando lleven un tiempo, se encontrarán en las mismas condiciones, esos tejados de cristal que parecen tener siempre los otros…….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s