CATALUÑA: ¿HASTA CUÁNDO EN EL ALERO?

a 13 La democracia en cualquier país — y en España está  consolidada — tiene, entre otras funciones, la de limitar las ocurrencias tanto de gobernados como (y es tema más espinoso) de gobernantes, sin que pueda sobrevivir si se falta el respeto a las reglas previamente acordadas. El objetivo último, se decía en nuestra primera Constitución –hace ya más de dos siglos–, es procurar la felicidad de la nación y, de no estar en dicho camino como parece ocurrir en el caso de Cataluña, algo habrá que hacer de cara a esa amplia minoría que reclama, aunque sea desde una amalgama de sentimientos, razones y tópicos, el derecho a la independencia de una nueva patria: término que con independencia de quién lo pronuncie y perdón por el retruécano, sea en Madrid o Barcelona, se diría que ha perdido su antigua apostura para ser, como se apunta en Los cuadernos de Don Rigoberto, palabra tan triste como termómetro o ascensor.a 6

Hacer de la patria, de la nostrilatría, cuestión primordial a día de hoy y sean Vox o los indepes, se diría pulsión nacida más de una fe y pasión desenfocadas que del razonamiento, y ya es conocido que entusiasmo e inteligencia no suelen ir de la mano.a 10 No obstante, las divergencias entre los separatistas catalanes y el Estado español han llegado al extremo de que se impone la necesidad de alcanzar un equilibrio consensuado antes de que del enfrentamiento se sigan consecuencias irreparables, máxime porque conjugar opiniones distintas forma también parte de la esencia democrática, y considerar –por ambas partes — los argumentos que puedan contradecir los propios, evitaría que a día de hoy Nietzsche estuviera aún en lo cierto cuando afirmó que solo se escucha aquello para lo que se dispone de respuesta.

a 16

En esta línea, se me antoja oportuna la interpretación que del problema ha hecho el Partido Socialista de Cataluña (PSC). Las distintas identidades culturales en España justificarían el diseño de un Estado federal, plurinacional, previa la necesaria reforma en tal sentido del marco constitucional. Esa podría ser la base de un diálogo con horizonte conciliatorio, renunciando ambas partes a extremismos hirientes e incluso justificaría en su momento el referéndum al respecto. aSería probablemente el camino por el que avanzar al unísono, sin contradecir principio democrático alguno y daría razón a Heráclito: las mejoras nacen muchas veces de la previa discordia.

Acerca de Gustavo Catalán

Licenciado y Doctor en medicina. Especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en "Diario de Mallorca". Colaborador en la revista digital de Los Ángeles "Palabra abierta". Escritor. Blog: "Contar es vivir (te)" en: gustavocatalan.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Opinion, Política y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a CATALUÑA: ¿HASTA CUÁNDO EN EL ALERO?

  1. Anónimo dijo:

    Como dices lo primero cambiar la Constitución pero entre todos los españoles incluidos ellos y nosotros pues aquí andamos también con el derecho a decidir
    Pero contando o no con Europa?
    Pues hay lista de espera Corcega Bretaña norte de Italia Flamencos belgas etc

    Le gusta a 2 personas

  2. drlopezvega dijo:

    Estados originalmente independientes (incluso siendo antes repúblicas y monarquías con azares históricos dispares) se CON-federan. En lo sucesivo, retendrán ALGUNAS particularidades, pero en lo esencial se someten al criterio FEDERAL. Esto ha sucedido en Suiza, en Alemania y en Estados Unidos, con cierto éxito, pero también ocurrió en la ex-Yugoslavia, con efectos tirando a mefíticos.
    Por su parte, Estados de larga trayectoria como entes unitarios (Francia y España, un suponer), propenden a la descentralización de naturaleza NO federal; así, los departamentos franceses o las autonomías españolas, por cierto éstas con atribuciones infinitamente superiores, no ya a las de los gabachos, sino a los länder alemanes.
    El inefable Torra lo sabe, naturalmente, pero le importa un pimiento. Lo suyo es una grotesca sucesión de charadas en busca de no se sabe qué. Un día habla de los kurdos, otro de la confederación canadiense, otro de Kosovo, otro de Papúa Nueva Guinea (hay que joderse, Papúa), en una melaza intelectualmente desastrosa. De gobernanza solvente no se le ha oído una palabra.
    De sus prosélitos, en fin, ¿qué decir? Esas antorchadas nocturnas, esos cánticos con ponchos, esas pijotadas cursiniestras en Bruselas. A veces piensas en una solución ‘final’, pero otras quieres que continúen siempre, por la curiosidad morbosa de ver su enésima ‘performance’. Cuesta tanto mantener un bufón particular…

    Le gusta a 1 persona

  3. A Torra le queda poco para desaparecer, aunque con él perdamos parte de la comedia…

    Le gusta a 1 persona

  4. Pilar Bonilla dijo:

    Claro que saben que, la paranoia hacia donde continúan, no lo van a conseguir. Y no lamentaría para nada que Torra desapareciese, puesto que esa comedia conduce a crispación inaceptable, por lo que ya ni la considero como tal, en eso estoy en desacuerdo contigo querido, es un espíritu poseído de huida hacia más precipicio. Resulta muy irritante tener que seguir oyendo estupideces constantes. Qué se sienten claro, incluso que indulten a los encerrados, ya hicieron amnistías varias, entre ellas la fiscal, aunque no la quieran, para seguir con la cantinela de victimas. Este asunto ya me hastía.

    Le gusta a 1 persona

    • drlopezvega dijo:

      A lo que el Canadá llamó ‘ley de claridad’ no le veo yo aquí mucho futuro, porque claros no es que lo seamos mucho. A mi juicio, la idea básica es muy simple:
      1. Admitamos que Vd tiene el derecho de secesión unilateral; que puede Vd ‘llevarse’ algo mío (territorio, comunicaciones, incluso dinero) sin contar con mi opinión o interés. Muy bien.
      2. Por una elemental reciprocidad, a mí me asiste el derecho de segregación, es decir de echarlo a Vd a la puta calle, con lo puesto. ¡Ah! ¿Eso no?
      3. Pues entonces, paciencia y a barajar. Y deje de llorarme en el hombro, que me tiene Vd hasta los belfos.

      Le gusta a 2 personas

    • Pilar: nos tiene a la mayoría hasta la gorra… Es una huída hacia adelante, pero hay que procurarles un puente sobre el precipicio para no ir a mayores. ¿Lo aceptarán?

      Le gusta a 1 persona

      • Pilar Bonilla dijo:

        Ya ni sé que pensar si lo aceptarán o no, puesto que no nos podemos olvidar que vienen sus elecciones, y ahí tienen ya muy alterados a una parte de la población, que siguen creyéndose lo de la represión y etcéteras. Esquerra aparenta que está por la labor, y aunque parezca que puedan perder apoyos en Catalunya por negociar, me gustaría imaginar que muchos serían los que agradeciesen el que llegase un periodo ya de inicio de una normalidad por el bien de todos, incluida la propia Catalunya.

        Le gusta a 1 persona

  5. Pilar dijo:

    A pesar de lo absurdo que rodea a todo el tema en este momento,creo que es verdad que alguna accion se deberia tomar dada que tanta ignorancia y tanto desproposito nos conduce al abismo….

    Le gusta a 2 personas

    • drlopezvega dijo:

      El que fuera consejero ¡de Hacienda!, el obeso Junqueras, NOS amenazó con paralizar la economía. Se conoce que no tenía miedo al paro, y que su amor propio rebasaba el interés común. Quizá pensó que una apuesta por la miseria y el hambre le vendría bien a su atocinado vientre.

      El tipo fue a la cárcel, pero sus prosélitos insisten: corte de carreteras, parálisis de los camiones, incendios en medio del turismo… Explícitamente QUIEREN destrozar la economía -incluso la ‘suya’-, en un desafío perpetuo al sentido común y (ojalá no) a la paciencia del ‘enemigo’.

      Bien, YO soy el enemigo. Como me declararon inútil para el servicio militar y tengo más de cobarde que de héroe, yo NO haré nada al respecto… Excepto pagar a MIS fuerzas (propias o mercenarias), si esto sigue así, para poner de manifiesto que a la fuerza ahorcan. La fuerza es lo que tiene: uno empieza en plan tocapelotas y el otro responde en modo John Rambo. ‘Y santas pascuas’, dirá el vencedor, mientras el otro, en fin, se va pudriendo.

      Me gusta

  6. Y el asunto no tiene visos de ceder, de modo que, antes de que “La fuerza” actúe, convendría agotar las posibilidades de disuasión. ¿Una entelequia? Podría ser, pero convendrá intentarlo hasta que se revele claramente inútil, ¿no?

    Me gusta

  7. catigallardo dijo:

    En cuanto, el tema nada en contra de Cataluña, ellos alli y que no nos incluyan en plan dictatorial.

    Le gusta a 1 persona

  8. catigallardo dijo:

    Feliz cumpleaños, salud, y que se cumplan tus sueños y deseos. Cati Gallardo

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

    Me gusta

  9. Muchas gracias, Cati. Haré todo lo posible…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s